“Dame, pues, un corazón atento para gobernar a tu pueblo, y para distinguir entre lo bueno y lo malo.” 1 Reyes 3:9 (DHH)

Uno puede tener conocimiento de qué es bueno y malo, pero llevarlo a la práctica y vivir por nuestras convicciones muchas veces suele tornarse difícil, sin embargo si acudimos a Dios, nos ayudará a accionar conforme a su plan y nuestras decisiones estarán llenas de su sabiduría. Si estás ante la presión de tomar una decisión y esto te quita la paz,  entrégaselo a Dios, Su ayuda y consejo te hará entender el camino a seguir.

Por Danitza Luna

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

ARTICULOS RELACIONADOS

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.