“Y todo lo que hagáis, hacedlo de corazón, como para el Señor y no para los hombres; Sabiendo que del Señor recibiréis la recompensa de la herencia, porque a Cristo el Señor servís.” Colosenses 3:23-24  (RVR1960)

El éxito en el trabajo depende del esfuerzo y la dedicación que ponemos en él. La pregunta es: ¿trabajas de igual manera cuando nadie te supervisa? Por el contrario, hay personas que aprovechan la ausencia de sus autoridades para realizar todo aquello que no les es permitido. Revisan sus mensajes, hacen llamadas, navegan por internet etc. Recuerda que aunque tus jefes no te vean, Dios si te ve y es responsabilidad nuestra ser fieles mayordomos de nuestro tiempo.

Por lo tanto, no trabajes solo para agradar al ojo del hombre, recuerda que Dios está viendo que haces con tu tiempo y cuan responsable eres en la ejecución del trabajo que se te ha encomendado.

Por Cristhian Castillo

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Artículo producido para Radio Cristiana CVCLAVOZ.

ARTICULOS RELACIONADOS

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.