“En esto consiste el amor: no en que nosotros hayamos amado a Dios, sino en que él nos amó a nosotros, y envió a su Hijo en propiciación por nuestros pecados.” 1 Juan 4:10 (RVR1960)

Dios ama a su creación y al ver que el pecado le traería muerte, en su infinito amor, realizó un plan: se dio a sí mismo por medio de su hijo Jesucristo para pagar por nuestros pecados  para que nosotros, por medio de ese acto sublime, pudiéramos gozar de un acceso directo al Padre y su salvación.

Es increíble que a pesar de los años Dios sigue buscándonos para restaurar nuestra relación con Él y nos sigue cuidando. Si ofreció a su Único Hijo por ti, ¿Por qué dudas de su amor? Corre a sus brazos y permite que sea el dueño de tu vida con esta oración: Señor Jesús, yo sé que soy un pecador y que necesito tu perdón, creo que tú moriste en la cruz por mis pecados y resucitaste de la tumba para darme vida. Yo sé que tú eres el único camino a Dios. Por favor perdóname, cambia mi vida y enséñame cómo conocerte. En el nombre de Jesús. Amén.

Te interesa:  Por falta de integridad…

Si hiciste la oración nos gustaría conocerte. ¡Escríbenos!

Por Danitza Luna

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

ARTICULOS RELACIONADOS

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.