“Porque tú, Señor, eres bueno y perdonador, Y grande en misericordia para con todos los que te invocan.” Salmos 86:5 (RVR1960).

Muchas veces llevadas por la presión de la sociedad, el miedo a ser rechazadas e incluso la vergüenza, muchas mujeres llegan a tomar malas decisiones, entre ellas interrumpir un embarazo.

Lamentablemente, este acto conlleva consecuencias no sólo físicas, sino también emocionales y espirituales, que con el tiempo se vuelven difíciles de sobrellevar.

Si esta es tu situación, quiero decirte que hay esperanza para ti; si buscas el perdón de Dios con un corazón arrepentido, ten la certeza de que Él te perdonará y por Su gran misericordia sanará tus heridas y pondrá paz en tu corazón.

Por Cesia Serna

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

ARTICULOS RELACIONADOS

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.