“Poco después, Jesús dijo: «¡Padre, perdona a toda esta gente! ¡Ellos no saben lo que hacen!» Mientras los soldados hacían un sorteo para ver quién de ellos se quedaría con la ropa de Jesús” Lucas 23:34 (TLA).

Cuando nos lastiman, es posible que esto provoque en nosotros, deseos de venganza, amargura y odio. Cuando esto sucede ya no tenemos paz y guardamos en nuestro corazón sentimientos negativos.

La única manera de quitar este sentimiento que nos enferma en nuestro interior es a través del perdón. Es posible que no resulta fácil, pero es lo mejor.

Si aún sientes odio o rencor hacia las personas que te han herido, piensa un momento y recuerda a Jesús quien siendo crucificado dijo: “Padre perdónalos porque no saben lo que hacen”.

Considera que ellos mismos pudieran estar heridos y no hacen más que transferir el odio que hay en sus corazones.

¡No hagas tú lo mismo! tú puedes perdonar. De esta manera podrás cambiar el odio, por una mirada de  amor y compasión por aquellos que te hirieron. ¿No es esto lo que hizo Jesús?

Te interesa:  Noviazgo en el tiempo de Dios

Por Giovana Aleman

 

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Artículo producido para Radio Cristiana CVCLAVOZ.

ARTICULOS RELACIONADOS

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.