“Por tanto os digo: No os afanéis por vuestra vida, qué habéis de comer o qué habéis de beber; ni por vuestro cuerpo, qué habéis de vestir. ¿No es la vida más que el alimento, y el cuerpo más que el vestido?” Mateo 6:25 (RVR 1960)

En nuestro diario vivir tenemos tantas preocupaciones que sin darnos cuenta cargamos con todo en nuestro corazón cuando en realidad la preocupación principal debiera ser estar en paz con Dios y caminar cada día con El. No permitas que el afán de esta vida te lleve a romper tu relación con Dios. Él es el dueño del oro y de la plata y si te ve con alguna necesidad, ¿tú crees que no irá a ti para suplirte? Lo hizo con las aves del cielo y las flores del campo, ¡cuánto más lo hará contigo!

Por Ruth Mamani

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

ARTICULOS RELACIONADOS

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.