“Huye también de las pasiones juveniles, y sigue la justicia, la fe, el amor y la paz, con los que de corazón limpio invocan al Señor.” 2 Timoteo 2:22 (RVR1960).

Muchos jóvenes tienen la tendencia de dejarse llevar por sus emociones. De tal manera que piensan que pueden iniciar una relación sentimental cuando aún no son lo suficientemente maduros para esto. Es justamente la falta de madurez la que termina dejando los corazones heridos, simplemente por no saber esperar los tiempos de Dios.

Lo mejor es seguir el consejo divino de huir de las pasiones juveniles y darle prioridad a nuestra relación con Dios; cuando nos enfocamos en aquello que es agradable a los ojos del Señor, no solo estamos dentro de Su voluntad, sino también estaremos preparándonos para iniciar un noviazgo que nos llevará a un matrimonio que perdurará ya que tendrá bases fuertes.

Por Cesia Serna

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Artículo producido para Radio Cristiana CVCLAVOZ.

ARTICULOS RELACIONADOS

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.