“Busquen el reino de Dios por encima de todo lo demás y lleven una vida justa, y él les dará todo lo que necesiten” Mateo 6:33 (NTV).

Muchas veces quisiéramos no tener problemas o que desaparezcan de forma inmediata, pero si no hubiera problemas ¿cómo aprenderíamos? Cuando ve a un niño pequeño tratando de caminar, pero al intentarlo se cae continuamente, ahí el niño tiene una dificultad, y este es el de no poder caminar, pero la persistencia lleva al infante a dar sus primeros pasos. El niño aprendió algo que es necesario para su vida.

De la misma manera, cuando tenemos adversidades debemos verlas como oportunidades de aprender lo que Dios quiere enseñarnos. Si Dios quiere enseñarnos a depender de Él, seguramente tendremos que aplacar nuestra preocupación, poniendo nuestra confianza en el Señor. Quizás más que preocuparnos, debemos aprender a ocuparnos persistentemente en la oración. En las Escrituras dice: “No se preocupen por nada; en cambio oren por todo (…)” Filipenses 4:6 (NTV).

Te interesa:  ¿Aflicción?

Por Neyda Cruz

 

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Artículo producido para Radio Cristiana CVCLAVOZ.

ARTICULOS RELACIONADOS

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.