“Así como el rico gobierna al pobre, el que pide prestado es sirviente del que presta.” Proverbios 22:7 (NTV).

En estos días suele ser difícil hacer frente a todas las obligaciones económicas que uno tiene, sin recurrir a préstamos; pero lo cierto es que estos, cuando no se manejan de la forma correcta, suelen complicar más la situación en lugar de aligerarla.

Por ello es importante, decidir sabiamente antes de adquirir una deuda, y si ya se tiene una, es recomendable ser responsables en el pago de la misma.

Pide sabiduría a Dios para que seas un buen administrador de tus finanzas y así puedas tener paz en esta área.

Por Cesia Serna

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

ARTICULOS RELACIONADOS

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.