“Cuando estén orando, primero perdonen a todo aquel contra quien guarden rencor, para que su Padre que está en el cielo también les perdone a ustedes sus pecados.” Marcos 11:25 (NTV)

Cuando más amamos a una persona y ésta nos lastima, nos duele más. Sin embargo, la mejor manera de sanar un alma herida es a través del perdón. Ta vez te preguntes: ¿Cómo puedo perdonar cuando me han hecho tanto daño? No es sencillo, pero Dios nos dice que debemos hacerlo. No nacimos para odiar sino para amar. Permite que el Espíritu Santo actúe en tu corazón y quite todo orgullo y resentimiento que no te deja avanzar.

Por Ruth Mamani

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

ARTICULOS RELACIONADOS

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.