“Señor, muéstrame tus caminos, y enséñame tus sendas. Guíame en tu verdad y enséñame, porque tú eres el Dios de mi salvación; en ti espero todo el día”. Salmos 25:4-5 (NVI)

¡Cuántos dolores de cabeza podríamos evitarnos si en lugar de decidir por nuestro propio razonamiento, permitiéramos que Dios guíe nuestro caminar! Él que conoce todo y quiere lo mejor para sus hijos, está interesado en vernos prosperados. Además que está disponible en todo tiempo si nosotros buscamos su consejo y guianza. Por lo tanto, antes de tomar una decisión, acude a Dios en busca de un sabio consejo que puede evitarte muchos sin sabores. Su palabra nos recuerda: Salmos 16:7 “Bendeciré al SEÑOR que me aconseja; en verdad, en las noches mi corazón me instruye.”

Por Danitza Luna

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Artículo producido para Radio Cristiana CVCLAVOZ.

ARTICULOS RELACIONADOS

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.