“En casa del sabio abundan las riquezas y el perfume, pero el necio todo lo despilfarra.” Proverbios 21:20 (NVI).

Las personas que viven rectamente y actúan con sabiduría, por lo general hacen buen uso de sus finanzas y tienen abundancia de recursos para su familia. Por el contrario los que manejan sus finanzas de manera insensata, despilfarrando lo poco o mucho que tienen, lamentablemente terminan en pobreza.

Por lo tanto, es importante pedir sabiduría a Dios para llegar a ser buenos administradores de los recursos que Él nos confía.

Recuerda que no somos dueños sino mayordomos de todo lo que Dios nos da, por lo cual debemos actuar con sabiduría y fidelidad en el manejo de nuestras finanzas.

¡Se sabio con los recursos que tienes a tu disposición!

Por Giovana Aleman

 

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Artículo producido para Radio Cristiana CVCLAVOZ.

ARTICULOS RELACIONADOS

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.