“Cuando todo esté listo, volveré para llevarlos, para que siempre estén conmigo donde yo estoy.” Juan 14:3 (NTV).

Hoy en día vemos como el mundo se va auto destruyendo, se ha multiplicado la maldad de muchos y cada vez el ser humano va hundiéndose más en la corrupción. Es triste percibir como se encuentra nuestra realidad, pero cuánto más nos enfocamos en lo que ven nuestros ojos naturales, nos abatimos más y podemos caer en desesperanza. Por ello Dios nos dice que pongamos nuestros ojos en Jesús y una de sus promesas es que Él volverá para llevarnos y estemos siempre con Él. ¡Qué buena noticia! El comprender que sólo estamos de paso por esta tierra, es maravilloso. Y además que Jesús está preparando morada para cada uno de sus hijos, es grandioso. “En la casa de mi Padre muchas moradas hay; si así no fuera, yo os lo hubiera dicho; voy, pues, a preparar lugar para vosotros” Juan 14:2 (RVR 1960).

Te interesa:  Consuelo para tu corazón

Por Neyda Cruz

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Artículo producido para Radio Cristiana CVCLAVOZ.

ARTICULOS RELACIONADOS

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.