“… ¡Mujer, qué grande es tu fe! Hágase como quieres. Y desde ese mismo momento su hija quedó sana”. Mateo 15:28 DHH

Si estás pasando por una enfermedad, esperando una promesa, la restauración de tu matrimonio, etc.  Has como esta mujer y como Abraham, quien cuando fue llamado para ir a un lugar salió, cuando tuvo la promesa de un hijo creyó y obedeció, esta acción lo llevó a ser el hombre más bendecido y a tener el hijo de esa promesa. Dios lo sostuvo en ese tiempo de espera y le dio la victoria. Hoy Dios puede hacer lo mismo con tu vida, aférrate a Él, dile como esta mujer: Señor creo, sé que tú puedes hacer un milagro en mí. Así verás su mano en acción.

Por Danitza Luna

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

ARTICULOS RELACIONADOS

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.