“Mas yo haré venir sanidad para ti, y sanaré tus heridas, dice Jehová; porque desechada te llamaron, diciendo: Esta es Sion, de la que nadie se acuerda.” Jeremías 30:17 (RVR1960)

Ante una enfermedad, es posible rendirse y perder toda esperanza. Las fuerzas parecen debilitarse cada vez más, los tratamientos son a veces largos y costosos, afectado también la economía. Muchas veces en estos tiempos difíciles escuchamos más a nuestro entorno que dice que “no hay esperanza” en vez que a Dios. Es en estas situaciones, que debemos entender que Él está junto a nosotros sosteniéndonos y que no dejará que la enfermedad nos venza, su palabra nos recuerda: “…No tengas miedo; cree nada más…” Lucas 8:50 (NVI).

Por Danitza Luna

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

ARTICULOS RELACIONADOS

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.