John Smith tenía apenas 14 años cuando terminó sumergido en las heladas aguas del lago Saint Louis, Missouri. A pesar de que los paramédicos intentaron por quince minutos devolverle los signos vitales, y una vez en el Hospital Cardinal Glennon Children’s los doctores intentaron por otros 27 minutos revivirlo sin éxito. John Smith permaneció 45 minutos sin latidos en su corazón. Finalmente llamaron a su madre adoptiva Joyce Smith para que se despidiera de él, ya que medicamente no había nada más por hacer.

Ante la noticia Joyce Smith, una ferviente creyente empezó a orar y de forma apasionada pidió que Dios le devolviera a su hijo. El milagro ocurrió de inmediato y el latido del corazón del joven regresó. Aun así, los médicos insistían que por haber estado sin oxígeno en el cerebro por tanto tiempo, sus capacidades sufrirían drásticamente. Hasta el día de hoy John, no ha tenido inconvenientes.

La historia de la increíble fe de una madre llega a la pantalla grande gracias a la cadena de televisión cristiana TBN, que transmitía una entrevista del testimonio del milagro de John. Devon Franklin reconocido productor de cine, capta la historia y decide desarrollar el filme junto a Roxann Dawson, directora de cine y series de televisión como House of Cards, Without a Trace y The Closer.

Devon Franklin conversó con CVCLAVOZ sobre la película y el impacto de la historia de Joyce Smith sobre la fe y las expectativas en Dios. Disfruta la entrevista, aquí:

Te interesa:  10 preguntas para resolver un conflicto con tu pareja

ARTICULOS RELACIONADOS

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.