Ellas han estado con nosotros desde el principio. Nos limpiaron los pañales, nos sostenían diciéndonos palabras de amor para consolarnos, trataban de calmarnos cuando corríamos en todas direcciones. Ellas nos vestían, nos lavaban la ropa, los platos, y nos preparaban para la escuela. Ahora, ellas nos apoyan en uno de los tiempos más difíciles y nos preparan para la vida de adultos. Las madres son quienes mejor nos conocen. Han estado presente en momentos muy importantes de nuestras vidas. Incluso nos conocen más que nosotros mismos. Las madres también son quienes nos enseñan del amor de Dios y nos guían hacia Él por nuestro bien. Posiblemente hayas dado un cuestionario que mide cuánto conoces a un amigo, pero ¿has dado uno que mide cuánto conoces a tu mamá? Es más probable que no. Si dieras uno en este instante, ¿podrías responder la mayoría de las preguntas? Si la repuesta es “no”, las siguientes interrogaciones te ayudarán a conocer a tu madre un poco más:

  1. ¿Dónde nació ella?
  2. ¿Qué quería estudiar cuando tenía tu edad?
  3. ¿Cómo y cuándo conoció a tu padre?
  4. ¿Cuál era su sueño?
  5. ¿Qué cosas le gustan de ti? ¿Y qué no? (Así puedes cambiar y mejorar tu relación con ella)
  6. ¿Cuál es su fecha de nacimiento? ¿Cómo fue su infancia?
  7. ¿Cuál es su color favorito?
  8. ¿A qué edad tuvo su primer novio y dónde fue el primer lugar al cual ellos salieron?
  9. ¿Era rebelde o tranquila?
  10. ¿Qué música le encantaba escuchar? ¿Quién era su artista favorito?
  11. ¿Cuándo conoció a Cristo? ¿Cómo fue su experiencia?
  12. ¿Cómo fue su boda?
  13. ¿Cómo tu padre le pidió matrimonio?
  14. ¿Ella era estudiosa?
  15. ¿Le gusta su trabajo? ¿Qué hace exactamente en su trabajo?
  16. ¿Cuáles fueron los mejores momentos de su vida?
  17. ¿Cuál es su película preferida? ¿Y serie de televisión?
  18. ¿A dónde quiere viajar?
  19. ¿Cuál es su característica física favorita?
  20. ¿Ella tiene alguna cicatriz? ¿Cómo la obtuvo?
  21. ¿Cuál es el mejor consejo que ella podría darte?
  22. ¿Era deportista?
  23. ¿Qué le encanta comprar?
  24. ¿Cuál estilo de moda preferido?
  25. ¿Cuál fue su asignatura favorita en la escuela?
  26. ¿Quién fue su mejor amigo en la escuela secundaria? 
  27. ¿Todavía habla con un amigo de la infancia?
  28. ¿Tenía una mascota en su infancia? 
  29. ¿Qué cree ella que es lo más importante en la vida?
  30. ¿Cuál es el mejor consejo que podría darte acerca de seguir a Cristo?
  31. ¿Cuáles son sus pasatiempos favoritos?
  32. ¿Alguna vez ha mantenido un gran secreto?
  33. ¿Tiene miedo de algo? ¿Por qué?
  34. ¿Tiene algún arrepentimiento por la forma en que te crió?
  35. ¿Hay algo que siempre ha querido contarte, pero que nunca te dijo?
  36. ¿Qué es lo mejor que puedes hacer por ella?
  37. ¿En qué forma cree que te pareces a ella?
  38. ¿Qué legado le gustaría dejar?
  39. ¿Está preocupada por algo?
  40. ¿Cuál es la mejor broma que ha escuchado?
Te interesa:  Lo que he aprendido de mi mamá

Has estas preguntas a tu madre cuando los dos tengan tiempo para extender la conversación. Siéntate con ella, invítala a comer, o habla con ella en el carro sobre todos estos temas. Solo escúchala y aprende de ella, a veces eso es suficiente.

 

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

ARTICULOS RELACIONADOS

Dejar una respuesta

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.