Existe una frase muy famosa que afirma una verdad, en lo personal, fastidiosa: “El que mucho abarca, poco aprieta”.

La tercera década de mi vida está pisando mis talones, y si hay algo de lo que me arrepiento (más allá de los procesos personales) es de no haber entendido qué era lo que Dios quería conmigo hasta que estuve a punto de cumplir mis 26 años.
Estoy segura que me hubiese ahorrado muchos dolores de cabeza (y mis padres también).

Mientras más te alejas de tu creador, mas te pierdes de tu verdadero rumbo, y cuando no sabes lo que quieres de tu vida, además de perder el tiempo, la mayoría de tus actividades son para complacer a otros. Sigues una carrera universitaria porque tu padre/madre fue tal o cual, y como hijo “tienes que seguir el legado” (no está mal, pero no siempre la profesión se lleva en los genes) o lo que es peor, andas por la vida dejando todas las cosas sin terminar convirtiéndote en un profesional de la nada, sabes pero no lo suficiente, de todo…un poco. Y los años pasan con un vacío interior. Sólo existes.

Dios me ha regalado MENTORES con letras en mayúscula, y uno de ellos cierta vez me dijo “tu vida tiene que girar en torno a tu propósito”, jamás algo me quedó tan grabado en mi corazón.

Y antes de continuar, hay algunas cosas que antes de seguir me gustaría que puedas ver conmigo.

1. Tener un propósito, extiende la expectativa de vida.
2. Lo que Dios te envíe a hacer será algo que te encienda por dentro.
3. El creador no une personas, une PROPÓSITOS (esto es extra).

Te interesa:  Enumeraciones imprescindibles

Con estos conceptos en conocimiento, la invitación está hecha para que TE ENFOQUES en el PROPÓSITO por el que naciste. TODO, absolutamente TODO lo que hagas sea para crecer en ello, y que lo que estés haciendo y no se encuentre alineado con el plan de Dios para ti, por más doloroso que sea, ¡¡¡déjalo!!!. Aprovecha al máximo tu tiempo para que puedas vivir en plenitud tus días.

Para ti, que estas leyendo esto y no tienes la más mínima idea sobre qué quiere Dios contigo… déjame recordarte que “Nadie conocer mejor la creación que su creador”. Así que ya sabes que es lo que tienes que hacer. Permítete a Dios mostrarte cuál es la idea que tenía cuando te diseñó.

Y para ti, que estás leyendo esto, que sabes con exactitud cual es el PROPÓSITO que Dios tiene contigo, pero no te crees capaz de realizarlo porque en tu familia nadie lo hizo antes o porque piensas es una carga difícil de soportar, déjame afirmarte una vez más. DIOS no llama a capacitados, él capacita a lo que llama.

Redirigir todos tus esfuerzos a un solo lugar, hará que te conviertas en experto en aquello a lo que fuiste llamado, y en el final de tus días vas a poder despedirte de este mundo con la certeza de que tu misión en la vida, fue cumplida.

ARTICULOS RELACIONADOS

4 Comentarios

  1. Me hacia falta leer esto.Ahora se cual es el proposito de Dios para mi vida.Gracias x recordarmelo :)

  2. Excelente reflexión.. Me encanta como escribes.. Dios te siga usando

  3. Wow gracias DIOS por hablarme justo cuando lo necesitaba feliz noche

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.