Hay promesas que Dios hizo, por lo menos a un israelita en el Antiguo Testamento de que sería sanado si oraba por sanación y ocurrió así, pero eso no se convierte automáticamente en un principio universal. No tenemos razón y mucho menos el derecho de creer que si hiciéramos exactamente lo que Dios le dijo en la Biblia a alguien que hiciera, vamos a tener los mismos resultados. Y por eso necesitamos a los que han estudiado la Biblia, los pastores, para que nos expliquen esas cosas. Ellos nos ayudan a interpretar y a aplicar la Palabra de Dios a nuestras vidas hoy día. Siempre a través de la visión y del mensaje de Jesús.

Me preocupa lo fácil que tendemos a olvidar ese hecho cuando hablamos acerca de la Biblia. Por ejemplo, cuando leemos acerca de las promesas de Dios de bendecir y proteger a Israel de sus enemigos, nos encanta adoptar y adaptar esas promesas como para nosotros. A veces eso no tiene nada de malo y es correcto, pero no es correcto cuando nos hace olvidar de qué se trataba la historia original.

La Biblia es una colección de historias escritas por un grupo de gente del Medio Este acerca de cómo se les reveló Dios a esa gente y los equipó para que llevaran el mensaje de Jesucristo al resto del mundo. Esto significa que mucho de lo que leemos en la Biblia no es acerca de nosotros, pero al final si es a menudo y misteriosamente dirigido a nosotros. Porque como ellos a quienes estaba dirigido el mensaje, somos seres humanos, con fallas y virtudes.

Te interesa:  Fórmulas para blanquear la ropa

El punto de este artículo es que a veces tenemos que ver las cosas desde lejos, entenderlas bien, para poder adentrarnos, y hacerla parte de nosotros.

Yo siempre he dicho que la Biblia es el manual que Dios nos dejó para vivir mejor esta vida y aprender pronto que debemos preocuparnos más por la vida que vamos a vivir con Él, con Dios al irnos de esta dimensión, de este mundo. Mientras más tiempo dedicamos a leerla, más la tendremos en nuestra mente y más la entenderemos en nuestro corazón.

Lo mas importante es que la Biblia carga la verdad más importante que debemos conocer acerca de Dios, Su Creación y si, Su plan para reconciliarnos con Él a través de Jesucristo. Si no sabes acerca de ese plan y quieres ponerte al día, escríbeme a [email protected]

 

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

ARTICULOS RELACIONADOS

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.