La Biblia se refiere al chisme no de manera virtual o quizá hipotética, sino lo muestra tal cual es: un problema real, el cual podemos y debemos evitar. ¿Porque debemos aprender a evitarlo? porque el chisme contamina la mente y el alma. Porque nos encontraremos con este mal en cualquier lugar: el vecindario, el trabajo, la escuela e incluso, la iglesia. 

Hay que entender que la murmuración no es de Dios, y si no es de Dios entonces es… del diablo.  No hay nada santo ni sano en el chisme, aunque te digan que es para poner el tema en oración. «…el chismoso divide a los buenos amigos.» Proverbios 16:28 (CST)

Detrás del chisme hay espíritu incorrecto y el chismoso arrastra con él muchos males. La Biblia dice que son «…llenos de envidia, homicidios, contiendas, engaños y malignidades; murmuradores, detractores, aborrecedores de Dios, injuriosos, soberbios, altivos, inventores de males, desobedientes a los padres, necios, desleales, sin afecto natural, implacables, sin misericordia; quienes, habiendo entendido el juicio de Dios, que los que practican tales cosas son dignos de muerte, no sólo las hacen, sino que también se complacen con los que las practican.» Romanos 1:29-32 (RVC)

¡Atención! si permites que alguien murmure contigo, ten por seguro que también chismeará de ti. «La gente chismosa revela los secretos; la gente confiable es discreta.» Proverbios 11:13 (NVI)

El chismear es una conducta aprendida y es parte de ocio, el cual no es agradable ante los ojos de Dios. «… también aprenden a ser ociosas, andando de casa en casa; y no solamente ociosas, sino también chismosas y entremetidas, hablando lo que no debieran.» 1 Timoteo 5:12-13 (RVR 1995)

La mejor manera de evitar que te vengan con chismes es confrontar directamente a quien te lo cuenta. Hay muchas maneras de hacerlo, con diplomacia o sin ella. Mas vale callar al chismoso, porque como dice la Biblia: «mejor es reprensión manifiesta, que amor oculto.» Proverbios 27:5 (RVR 1995)

Te interesa:  Dame una señal

Puedes usar frases tales como:

  • ¿Sabes qué? No estoy interesada en este tema. 
  • De hecho, no tengo tiempo para continuar esta conversación. 
  • Esa es solo tu opinión y la respeto, pero no estoy de acuerdo con lo que dices. 
  • Creo que esas cosas son de tu imaginación.  
  • Prefiero hablar de temas positivos, y este no lo es. 

El punto es desarmar al chismoso, algunas técnicas pueden ser: minimizar lo que dice o saludar sólo desde lejos, (no permitir que ni siquiera se acerque para saludar, y en el caso extremo que insistan en hacerlo de cerca, entonces responder con un saludo cordial, pero a la vez frio, evasivo y cortante). 

En todo caso que el chisme sea veraz o no, el prestar oído a temas y personas que no edifican, nos roba tiempo y atención para escuchar la palabra que da vida: la Palabra de Dios.

 

 

 


Euri Marosi es colaboradora del programa El Antivirus de CVCLAVOZProduce el segmento Puertas Adentro, dedicado a tratar temas sobre las situaciones que pasan dentro del hogar y cómo enfrentarlas desde una perspectiva bíblica. Marosi es una periodista galardonada de los Premios Emmy y apasionada por la comunidad. Vive en Florida con su esposo y tres hijas.

 

 

El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

ARTICULOS RELACIONADOS

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.