“En la vida del cristiano hay un momento que todos pasamos, se llama: desierto”.

Estas fueron las palabras introductorias de Alex Campos antes de interpretar la canción el Sonido del silencio en un concierto en Miami en 2006.  

Yo ni siquiera tenía un par de años de entregar mi vida a Cristo y esas palabras iluminaron mi alma. En mis oraciones clamaba:

–Dios, siento que estoy en un desierto, nada fluye, todo está seco, nada avanza, nada prospera.

El concierto se realizó un sábado. El lunes siguiente, cuando sintonizo una emisora cristiana de camino al trabajo para escuchar el segmento Tiempo de Cambio del pastor Guillermo Maldonado, estas fueron sus palabras:

–El tema de esta semana es cómo cruzar el desierto. Qué hacer y qué NO hacer en el desierto. 

En ese momento confirmé que no se trataba de mis emociones, de que yo sintiera que había sequedad y aridez en todas las áreas de mi vida. El desierto es real. Y, como dijo Alex Campos, todos pasamos por él.

¿Qué es el desierto? Tal como sucedió al pueblo de Israel al salir de la esclavitud en Egipto, es una etapa de nuestra vida donde pasamos por un proceso de cambio, de transformación, de adaptación y liberación. El pueblo de Israel tardó 40 años en atravesar un trayecto de once días. ¿Por qué? Por desobediencia. Entonces qué NO hacer en el desierto:

  • No desobedecer a Dios.
  • No quejarse.
  • No murmurar de los líderes.
  • No adelantarnos a los planes de Dios.
  • No caer en idolatría (no aferrarnos a personas, cosas o al trabajo).
Te interesa:  ¡No te cases... evita esa trampa!

Como sabemos que en algún momento pasaremos un desierto, es mejor estar preparados. Qué hacer mientras pasamos el desierto: agradecer a Dios por el proceso y tener la actitud correcta frente a los líderes. Y sobre todo saber que Dios es quien nos guía en todo momento. 

«Dios no los llevó por el camino de la tierra de los filisteos, que estaba cerca; porque dijo Dios: Para que no se arrepienta el pueblo cuando vea la guerra, y se vuelva a Egipto.»

Exodo 13:17 (RVR 1960)

«Jehová iba delante de ellos de día en una columna de nube para guiarlos por el camino, y de noche en una columna de fuego para alumbrarles, a fin de que anduviesen de día y de noche.»

Exodo 13:20 (RVR 1960)


Euri Marosi es colaboradora del programa El Antivirus de CVCLAVOZ. Produce el segmento Puertas Adentro, dedicado a tratar temas sobre las situaciones que pasan dentro del hogar y cómo enfrentarlas desde una perspectiva bíblica. Marosi es una periodista galardonada de los Premios Emmy y apasionada por la comunidad. Vive en Florida con su esposo y tres hijas.



El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

ARTICULOS RELACIONADOS

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.