Crisis de Coronavirus

Por tratarse de un tema de salud pública y de alto interés informativo, como servicio a los usuarios, CVCLAVOZ ha decidido habilitar este espacio con toda la información más relevante en cuanto a la pandemia del coronavirus.

Please log in or register to like posts.
Blog

Como cristianos, tenemos un llamado a compartir nuestra fe en todo momento. Ese todo incluye esta pandemia. Es muy fácil enfocarnos en la economía, la comida, las enfermedades y otros temas que ocupan nuestra atención. Pero no por eso debemos dejar el evangelismo de lado; especialmente ahora que la gente está más dispuesta a escuchar sobre Jesús.

Con internet podemos conectarnos con las personas, por más lejos que estén. Debemos usar esta herramienta para infundir esperanza y compartir la fe que tenemos. Ahora que tenemos más tiempo libre, no podemos poner excusas.

Maneras de compartir tu fe en tiempos de la COVID-19

1. Ofrece tu amistad

Embed from Getty Images

No todas las personas están enfermas por el nuevo coronavirus, pero muchos están enfermos emocionalmente. La salud mental es un tema delicado. Varios países están en cuarentena, pero el aislamiento no le está cayendo bien a todos.

Si alguien se siente solo y estar todo el día en encierro le produce sentimientos negativos, está más propenso a caer en depresión o ansiedad. Por eso es importante que nos mantengamos en contacto.

 Compartir tu fe no se trata de hablar: se trata de escuchar primero.  Al ofrecer tu amistad sincera tendrás la oportunidad de saber qué necesita esa persona y partir de allí para hablarle sobre Jesús. Si te dedicas a hablar y hablar estarás enviando un mensaje de: ≪No me importas y a Jesús tampoco. Con tal de que aceptes a tu Jesús como tu Salvador, todo estará bien≫. Jesús quiere tener una relación personal con cada uno de nosotros, por lo que debemos hacer lo mismo y hacernos amigos de otros.

Ideas para ofrecer tu amistad

2. Envía un video

Embed from Getty Images

Quizá alguien no esté de humor para conversar. Pero es más probable que quiera ver un video.

En lugar de enviar videos con contenido que no vale la pena, envía uno que infunda ánimo. Si no sabes qué elegir, puedes visitar el canal de YouTube de yesHEis y buscar allí. Para ver los videos organizados por temas, puedes descargar gratis la aplicación de yesHEis y encontrar lo que necesitas. Además tendrás acceso a artículos e información útil que te ayudará a que hablar de tu fe sea algo natural.

Enviar un video es una manera práctica de compartir tu fe. Abrirá una puerta que le permitirá al Espíritu Santo actuar en la vida de esa persona. ¡Anímate a intentarlo!

3. Organiza videollamadas grupales

Embed from Getty Images

Invita a una persona que no conoce de Jesús a una videollamada grupal. Añade a amigos que comparten tu fe y comiencen a conversar. La idea de esto no es que todos le prediquen en grupo, sino que primero establezcan una amistad. De esta manera, la persona se sentirá en confianza y verá que no está sola.

Para comenzar pueden presentarse, contar algo de sí mismos y cómo están pasando la cuarentena. Pueden contar una ventaja del aislamiento y qué ha sido lo más difícil del proceso. También pueden compartir versículos de la Biblia que les ayudaron y así seguir el diálogo.

Si pueden programar reuniones a futuro sería ideal para que vean el progreso. Con el tiempo pueden orar juntos y estudiar la Biblia. Pero no deben apresurar el proceso, Dios hará todas las cosas a Su tiempo.

4. Crea un grupo de chat

Embed from Getty Images

Al igual que con la videollamada grupal, la idea de un grupo de chat es tener conversaciones significativas. No los abrumes enviando mensajes a cada momento. Da espacio a los miembros para hacer sus quehaceres y, si es posible, establezcan una hora en la que puedan conversar. Esto promoverá la interacción en el grupo.

Ideas para el chat grupal
  • Hagan devocionales por las mañanas.
  • Envíen videos o podcasts y luego hablen sobre el mensaje.

5. Comparte tu testimonio en tus redes sociales

Embed from Getty Images

Algo tan simple como contar tu historia en las redes sociales puede ser el incentivo que la gente necesita para conocer a Jesús. Si no sabes cómo empezar, lee el artículo 8 pasos esenciales para escribir tu testimonio.

Otra idea es que compartas cómo la COVID-19 y lo que ocurre a tu alrededor te está afectando. Cuenta tus luchas y cómo encuentras consuelo en la Biblia. Recuerda utilizar un lenguaje sencillo para que los demás se sientan identificados con tu historia.

Al conocer tu experiencia, otros serán receptivos a lo que tienes que decir con respecto a Jesús y tu fe.


El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

Reactions

6
15
1
0
0
1
Already reacted for this post.

Deja una respuesta