A veces creemos o imaginamos que satanás es una criatura horrible, con cuernos, cola, un tridente, una cara desfigurada y demás.  Sin embargo, si vemos lo que dice la Biblia acerca de él es muy diferente a lo que pensamos. “Tú eras el sello de la perfección, lleno de sabiduría, y acabado de hermosura… Tú, querubín grande, protector, yo te puse en el santo monte de Dios… Perfecto eras en todos tus caminos desde el día que fuiste creado…” Ezequiel 28: 12-19.

De hecho, satanás es un ser peligroso y poderoso, alejó sus ojos de su Creador y comenzó a corromperse. Se volvió orgulloso y codicioso. Anhelaba sentarse en el lugar de Dios y en vez de rechazar ese deseo y arrepentirse, dejó que creciera a tal punto que desafió a Su creador. La Biblia dice que satanás logró convencer a otros ángeles y ponerlos en contra de Dios, entonces  se desató una gran batalla en el cielo,  de donde fueron arrojados a la tierra. (Apocalipsis 12:7-9)

La finalidad de satanás es destruir la creación de Dios y poner contra el Creador a todos los seres humanos, engañándolos y haciéndoles creer que Dios no existe. Por eso la Biblia lo llama “el padre de la mentira” (Juan 8:44).

No olvides que el único propósito de satanás es acabar con la creación de Dios, en especial contigo que has aceptado a Jesús como tu Señor y Salvador. Quiere destruir tu fidelidad a Dios y así evitar que seas salvo. “El ladrón viene solamente para robar, matar y destruir; pero yo he venido para que tengan vida, y para que la tengan en abundancia.” Juan 10:10 (DHH)

Te interesa:  Migraciones

Buscará un punto débil para atacarte y convencerte que Dios no es real. Usará todos los medios posibles para alejarte de Dios y llevarte a un estado de comodidad. No dejes que te engañe, analiza por un momento tu vida y toma conciencia de todo lo que estás haciendo. Pregúntate: ¿Es correcto todo lo que hago delante de Dios? ¿Le agrada a Jesús que viva de esta manera? ¿Busco con frecuencia estar en comunión con Él? ¿Realmente me esfuerzo por serle obediente?

Si notas que estás lejos de Dios y envuelto en algún pecado. Hoy tienes la oportunidad de acercarte al Señor, reconocer tus faltas y ser sincero con Él. Dios es amor y rico en misericordia, no tengas miedo de acércate.

“Vengan ahora. Vamos a resolver este asunto, dice el Señor. Aunque sus pecados sean como la escarlata, yo los haré tan blancos como la nieve. Aunque sean rojos como el carmesí, yo los haré tan blancos como la lana.” Isaías 1:18. (NTV)

Y por favor, no apartes la Biblia de tu vida, estudia constantemente ese libro de instrucción, medita en él de día y de noche y obedece todo lo que allí está escrito. Sólo así te asegurarás de que satanás no te engañe.

 

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Artículo producido para Radio Cristiana CVCLAVOZ.

ARTICULOS RELACIONADOS

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.