Preguntar ¿Cuánto cuesta? Es necesario y automático cuando salimos de compras, todo producto u objeto tiene un costo establecido para salir a la venta y dependiendo de su valor podremos o no adquirirlo.
Si tuvieras que poner un precio a tu persona ¿Cuánto sería tu valor?
Lamentablemente encontramos personas que valúan su vida en base a sus posesiones, títulos, relaciones, etc. Tal vez este mundo haya establecido el valor del hombre en base a lo que tiene, pero Dios no utiliza esos mismos parámetros para dar valor a sus hijos, su palabra dice: “(…) porque eres muy precioso para mí. Recibes honra, y yo te amo.” Isaías 43:4 (NTV)
A veces el mundo se encarga de repetirnos constantemente que no valemos porque hemos cometido muchos errores que nos han llevado a perder cosas, pero recuerda que tu valor no depende de ello sino de Dios.
Quizás hayas cometido errores, pero para Dios sigues teniendo el mismo valor
“Pues Dios amó tanto al mundo, que dio a su Hijo único, para que todo aquel que cree en él no muera, sino que tenga vida eterna.” Juan 3:16 (DHH); así es, vales la sangre de Cristo.

Te interesa:  ¡Que no te falte Dios!

Hoy quiero invitarte a recordar que tu vida es valiosa, no importa las veces que te hayas equivocado o que tan lejos de su presencia estés, te ama y siempre espera por ti, para restaurarte y librarte.

¡Tú vida es invaluable! ¡Vales la sangre de Cristo!

Por Judith Quisbert

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

ARTICULOS RELACIONADOS

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.