Un hombre cuenta que cuando era muchacho, solía ayudar a su madre a guardar las manzanas de la cosecha. Procuraba tomar en sus brazos tantas como podía, y luego trataba de andar. Un paso, dos… y una manzana se caía, luego otra, y otra,  hasta que todas terminaban en el suelo.

Su madre se reía y luego le enseñaba cómo podía llevarlas sin peligro de que se le escapasen de las manos; esto es, tomándolas de una en una.

Muchas veces nos afanamos pensando en el futuro y queriendo prever todo lo que sucederá en la semana o meses siguientes. Queremos abarcar todo junto y no nos damos cuenta que así no podemos avanzar, que de esa forma lo único que haremos será ir derramando cosas en el camino. Debemos  aprender la misma lección de ese muchacho: tomar una manzana a la vez; es decir, debemos tomarnos un día a la vez, sin pretender llevar en nuestros brazos todo un mes o un año.   

No permitas que las preocupaciones te quiten la paz. Por querer hacernos cargo de todo junto nos desvelamos y afanamos incluso por cosas que suponemos pueden pasar y permitimos que eso nos robe el gozo y la paz que Dios nos ofrece.

Te interesa:  Y, ¿te has bautizado?

“Así que no se preocupen por el mañana, porque el día de mañana traerá sus propias preocupaciones. Los problemas del día de hoy son suficientes por hoy” Mateo 6:34 (NTV)

Cada día trae su propio afán y aunque es algo bueno mirar hacia el futuro y planificar, trazarnos metas, es mejor entregarle a nuestros  planes a Dios y no permitir que cosas que aún no han sucedido nos roben la paz. Si Dios cuida de las aves, lo hará mucho más con sus hijos.

El libro de Eclesiastés, en el capítulo 3, habla de que cada cosa tiene su tiempo, cada etapa su momento y en los versículos 10 y 11, el rey Salomón admite que ha visto la carga que Dios puso sobre los hombros de los seres humanos pero también dice, que pese a eso, Él lo hizo todo hermoso para el tiempo apropiado. 

Entrégale cada día de tu vida a Dios y permite que Él guíe tus pasos; enfrenta un día a la vez y disfruta de la paz que Dios te ofrece.

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Artículo producido para Radio Cristiana CVCLAVOZ.

ARTICULOS RELACIONADOS

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.