“Entonces Dios miró todo lo que había hecho, ¡y vio que era muy bueno!” Génesis 1:31. (NTV)

Hay millones de personas que viven en este mundo, pero ninguno igual a ti. Dios te creó único, con un don espectacular y un propósito especial. El problema es que a veces, no tienes conocimientos de eso y crees que no eres capaz de lograr algo.

Dios dijo: “Hagamos a los seres humanos a nuestra imagen, para que sean como nosotros. Ellos reinarán sobre los peces del mar, las aves del cielo, los animales domésticos, todos los animales salvajes de la tierra y los animales pequeños que corren por el suelo. Así que Dios creó a los seres humanos a su propia imagen. A imagen de Dios los creó; hombre y mujer los creó.” Génesis 1: 26-27 (NTV)

Tú no eres cualquier creación, eres un ser único creado a imagen y semejanza de Dios. “Me viste antes de que naciera. Cada día de mi vida estaba registrado en tu libro. Cada momento fue diseñado antes de que un solo día pasara.” Salmos 139:16 (NTV) Por lo tanto, no hagas caso a opiniones de los demás. Valora tu vida y todo el potencial que Dios te ha dado. Tú no naciste para ser cola, sino cabeza. No estás en este mundo para vivir derrotado, sino para que camines de victoria en victoria.

Te interesa:  Una prueba más

No mires tus errores ni le des importancia a las acusaciones de tu mente, el perdón y el amor de Dios no dependen de nuestro comportamiento. Dios nos escogió, no por nuestras virtudes ni méritos, pues “…siendo aún pecadores, Cristo murió por nosotros”. Romanos 5:8.

Sigue adelante y no hagas caso a ninguna voz que no sea de Dios. “…el que comenzó en vosotros la buena obra la perfeccionará hasta el día de Jesucristo” (Filipenses 1:6). El Dios que te creó te llevará el resto del camino porque tiene un compromiso inquebrantable contigo. “Mira que te mando que te esfuerces y seas valiente; no temas ni desmayes, porque Jehová tu Dios estará contigo en dondequiera que vayas.” Josué 1:9.

“Yo soy Dios, tu creador; yo te formé desde antes que nacieras, y vengo en tu ayuda…” Isaías 44:2 (TLA)

Oremos:

Padre que estás en los cielos, gracias por crearme, sé que cumplirás tus propósitos en mí, terminarás la buena obra que has iniciado en mi vida y será glorificado tu nombre. Eres fiel a tu palabra y confió en lo que harás en mí. Gracias por tu amor y misericordia.  Te amo Señor. Amén

 

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

ARTICULOS RELACIONADOS

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.