“Y Jehová va delante de ti; él estará contigo, no te dejará, ni te desamparará; no temas ni te intimides.” Deuteronomio 31:8 (RV1960)

Me siento solo, nadie puede ayudarme, todos me han dado la espalda, Dios no me escucha, me ha abandonado.” Son algunas frases que solemos escuchar de las personas, e incluso muchas veces las hemos mencionado nosotros mismos. Y es que los problemas y las situaciones que atravesamos día a día tienden a desanimarnos, llevándonos a  abandonar nuestra fe.

Pero, ¿Realmente estamos solos? Definitivamente ¡no! Eso es sólo una de las mentiras más destructivas que el diablo pone en nuestras mentes. No olvidemos que el enemigo nos ataca a través de pensamientos negativos. La Biblia en Efesios 6:12 nos dice: “Porque no tenemos lucha contra sangre y carne, sino contra principados, contra potestades, contra los gobernadores de las tinieblas de este siglo, contra huestes espirituales de maldad en las regiones celestes”.

Es una lucha contra seres que no vemos y que a veces ni siquiera percibimos, operan en las regiones celestes en el aire. Efesios 2:2 dice: “en los cuales anduvisteis en otro tiempo, siguiendo la corriente de este mundo, conforme al príncipe de la potestad del aire, el espíritu que ahora opera en los hijos de desobediencia”.

Satanás es experto para atacar la mente del ser humano, porque sabe que ahí puede generar confusión y hacer que el hombre dude sobre Dios. Su plan es hacer que la creación se aleje de su creador  lo más que pueda, por medio de la duda, al punto  de que no vuelva a confiar más en Dios.

Te interesa:  Reconoce a Dios, tu Padre

Su ataque siempre será en momentos críticos. Ten en cuenta que todo pensamiento negativo viene del enemigo, porque lo único que quiere es destruir y confundir al ser humano.

No sé cómo te encuentras en este momento ni qué situaciones estás atravesando, pero aunque todo parezca oscuro y sin soluciones, quiero que sepas que no estás solo y que hay esperanza.

La Palabra de Dios, nos dice que el Señor nunca nos abandona; Isaías 41:10 señala: “No tengas miedo, porque yo estoy contigo; no te desalientes, porque yo soy tu Dios. Te daré fuerzas y te ayudaré; te sostendré con mi mano derecha victoriosa.”

En Josué 1:5, dice: “Nadie te podrá hacer frente en todos los días de tu vida; como estuve con Moisés, estaré contigo; no te dejaré, ni te desampararé.”

No olvides que Dios está contigo y que estará siempre a tu lado hasta el fin de los tiempos. Que tus pensamientos no te engañen y alejen de Dios.

 
El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

ARTICULOS RELACIONADOS

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.