Una realidad indescriptible, sueños que se derriten como un helado con chispas de chocolate en clima de verano, cuando una meta se vuelve una ilusión y la ilusión una utopía, la esperanza está en juego.

Imagina que terminaste una carrera, tienes varios postgrados, una maestría, te postulas a varios trabajos y parece que las puertas no se abren, esperas una llamada, casi por una eternidad, nada.

Es en esos momentos cuando te preguntas ¿Qué hice? ¿Por qué no pensé en otra opción? Los familiares que antes te apoyaban te llaman la atención, los amigos no saben qué decirte, ves como personas sin cualidades ocupan lugares donde podrías estar trabajando, el desánimo crece, respirar cuesta y la vida duele tanto que comienzan las quejas.

“En toda labor hay fruto; mas las vanas palabras de los labios empobrecen”. (Proverbios 14:23 RVR1960)

Si no encuentras algo en tu ramo, ve por el “mientras tanto”, no des lugar al ocio ni al diablo, las quejas no te llevarán a ningún lugar. Aprende más, que tu fe crezca, ayuda, enseña, comparte, juega, ríe; aunque trabajes en algo diferente a lo que te agrada ten confianza en que pronto llegará lo que esperas, porque Dios tiene planes de paz y no de mal para ti (Jeremías 29:11 RVR1960)

Te interesa:  ¡Qué oscuro se ve el camino!

¿Desesperado y sin saber qué hacer? Es momento de la oracción (oración+acción), confía en Dios, Él tiene algo especial para ti, mientras tanto intenta, paso a paso.

Por Carlos Eduardo Encinas.

 

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

ARTICULOS RELACIONADOS

1 Comentario

  1. Gracias x cada tema. Expuesto en cada uno de los Devocionales. He aprendido y experimentando muchas maravillas y Dios a abierto mis ojos a muchas cosas k desconocia. Dios los Bendiga y los Siga Usando para su Gloria.

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.