“En ti confiarán los que conocen tu nombre, por cuanto tú, oh Jehová, no desamparaste a los que te buscaron.” Salmos 9:10

La confianza siempre viene de la mano del conocimiento, de la fe, nadie confía en alguien que no conoce.

Dios nos conoce y por eso nos dejó sus promesas, ya que somos capaces de obtenerlas, si Él confío en nosotros ¿por quédesconfiar de Él?Hay muchas razones por las que dudamos de Dios, pero no es porque Él sea alguien falible, que nos miente o quiera aprovecharse de nosotros, sino es por la falta de conocimiento de su personalidad, su carácter y esencia.

Para conocer a alguien hay que invertir tiempo, buscar ocasiones, momentos para experimentar su carácter, también suele pasar que por haber adquirido malas experiencias con personas que eran importantes para nosotros creamos una barrera de desconfianza que la aplicamos a Dios.

Y para confiar hay que buscar; Dios se revela al hombre desde el principio a través de la creación, de Jesús y también por su Palabra, la biblia.

Te interesa:  A tiempo

Las muchas malas situaciones pueden aparentar que Dios no está con nosotros, que está distante; sin embargo, la Palabra dice:Esforzaos y cobrad ánimo; no temáis, ni tengáis miedo de ellos, porque Jehová tu Dios es el que va contigo; no te dejará, ni te desamparará. Deuteronomio 31:6 Seamos consecuentes en buscarlo y la confianza se desarrollará a medida que experimentemos de su respuesta fiel.

Recuerda que para confiar debemos buscar conocerlo, que hoy tu corazón anhele tener más experiencia de su Poder.

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

ARTICULOS RELACIONADOS

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.