¿Sabías que los grandes logros se alcanzan con pasión?

El inventor de la luz eléctrica, Thomas Alba Edison, intentó más de mil veces, aproximadamente, antes de tener éxito. Probó cientos y cientos de materiales diferentes y a pesar de no tener resultados no se rindió. ¡Eso es pasión!

Cuando dio a conocer al mundo el proceso de su creación dijo: “No fueron mil intentos fallidos, fue un invento de mil pasos”.

Y amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con toda tu mente y con todas tus fuerzas. Marcos 12:30

Dios ordena que lo amemos completamente pero, ¿Sabes qué es el amor? Según Paul Washer: “El amor a Dios no consiste en hacer lo correcto, guardar los mandamientos o ser paciente ante la prueba; esa es la apariencia del amor, pero no es amor; Amor es pasión. ¿Tienes pasión por Dios? ¿Le deseas? ¿Le anhelas?”

Al conocer la historia de este gran inventor podemos decir que fue un hombre que tenía pasión por lo que hacía, de lo contrario se hubiera rendido después de la falla cien.

Ahora, si en este momento alguien comienza a analizar tu vida, ¿Podría decir que tienes pasión por Dios? No por la labor que realizas o por haber desarrollado tu talento o el servicio en la iglesia, sino por un amor verdadero al Señor. Procura que te conozcan porque deseas orar, anhelas estar en su presencia y estudiar su palabra, porque no puedes estar tranquilo sino lo has conocido un poco más cada día.

Mas Dios muestra su amor para con nosotros, en que siendo aún pecadores, Cristo murió por nosotros. Romanos 5:8

Jesús tenía pasión por la humanidad y lo demostró al entregar su propia vida en sacrificio; esto no lo hubiera hecho cualquiera, sino aquel que tuviera pasión. Él dio todo a pesar de la condición en que el mundo se encontraba en ese momento, lo único que le importó fue que podría cambiar nuestro futuro, confiando en que todos podrían creer y salvarse.

¿Acaso esto no es pasión? Así como el inventor no pensó en los errores que cometió, Jesús no pensó en lo inmerecedores que somos, sino en el resultado.

Acércate a Dios en este momento y dale gracias por amarte tanto. De igual forma, Él te pide que lo ames con toda tu mente, alma, fuerza y corazón; es decir, con Pasión.

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

ARTICULOS RELACIONADOS

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.