Un pastor puso a un joven de su congregación como trabajador en la tienda de un conocido. Muy pronto el muchacho volvió a él, muy disgustado, quejándose:

¿Sabe usted, pastor, dónde me ha colocado? En un lugar donde no hay un solo creyente, y donde todos se burlan de mi religión. Yo no puedo trabajar ni un día más con esas personas.

Efectivamente- le contestó el ministro-yo no conozco un lugar más apropiado para un cristiano.

La misión de aquellos que han tenido el privilegio de haber sido rescatados del pecado es: “… Vayan por todo el mundo y prediquen la Buena Noticia a todos.” Marcos 16: 15 (NTV).

Para muchos es difícil presentar a Cristo en un ambiente hostil, lleno de rechazo, indiferencia y burla hacia el nombre de Dios, ¿alguna vez has estado en un lugar así? Quizás es tu hogar, tu trabajo, tu colegio o tu grupo de amigos.

Una frase atribuida a Francisco de Asís, dice:

“Prediquen el evangelio en todo tiempo y de ser necesario usen palabras”

Este pensamiento expresa una verdad importante en el evangelismo: “mostrar a Cristo”, es decir que tus acciones deben hablar más fuerte que tus mismas palabras, con ello no quiero decir que no debemos hablar para predicar sino que también debemos usar nuestras vidas para decirle a las personas que nos rodean que Cristo vive en nosotros.

Te interesa:  La cantante ecuatoriana Analy visita Energia Total con "Es Navidad" su nuevo sencillo

Esto implica una gran responsabilidad, porque lo que creemos y en quién creemos no sólo debe ser dicho sino debe ser un hecho, si te preguntan en este momento ¿tu vida es el reflejo del Amor de Dios?, ¿cuál sería tu respuesta?

Algunos con el rostro inclinado y con tristeza debemos reconocer que no hemos estado mostrando a Cristo, decimos amarle pero estamos juzgando, peleando, etc. Hoy te animo a vivir lo que predicas. Tienes la posibilidad de decidir si muestras a Dios a través de tu vida o continúas con la corriente que este mundo sigue.

¡Muestra a Cristo en todo lugar, predica sin palabras en todo momento!

”Predica la palabra de Dios. Mantente preparado, sea o no el tiempo oportuno. (…) 2 Timoteo 4:2 (NTV).

Por Judith Quisbert

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

ARTICULOS RELACIONADOS

Dejar una respuesta

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.