Los cosméticos son tan populares hoy en día que pareciera como si siempre hubiesen existido. Sin embargo, hay mucho más allá de la industria de la belleza que no muchos saben. A lo largo de la historia se han experimentado con diversos ingredientes para resaltar satisfacer la moda de la época. Sin embargo, muchos de los intentos por seguir esas modas fueron fatales. Por ejemplo, en Roma hubo un período donde se consideraban más hermosas a las mujeres de ojos grandes. Ellas se ponían arsénico para dilatar sus ojos, pero eso solo causaba ceguera.

Conforme el tiempo avanzó, la tecnología permitió que los productos sean menos dañinos para los usuarios. Hoy en día continúan haciendo mejoras, pero estos datos curiosos nos recuerdan que en la industria de la belleza no todo es lo que parece.

 

 

El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

ARTICULOS RELACIONADOS

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.