Los amigos son personas especiales en nuestras vidas. Es importante demostrarles afecto y hacerles saber lo importantes que son para nosotros. Para hacerlo, podemos utilizar nuestras propias palabras, pero también acompañarlas con algunos versículos bíblicos que mejor creamos conveniente.

Números 6:24-26 (BLPH)

¡Que el Señor te bendiga y te proteja! ¡Que el Señor te mire con benevolencia y tenga misericordia de ti! ¡Que el Señor te mire favorablemente y te colme de paz!”

Jeremías 29:11 (NTV)

“Pues yo sé los planes que tengo para ustedes —dice el Señor—. Son planes para lo bueno y no para lo malo, para darles un futuro y una esperanza.”

Job 6:14 (DHH)

“Al amigo que sufre se le ama, aun cuando no haya sido fiel al Todopoderoso.”

Salmos 20:4 (TLA)

“Que Dios te conceda lo que pidas de todo corazón, y que haga realidad lo que pienses hacer.”

Salmos 37:4-5 (BLPH)

Deléitate en el Señor y él te dará cuanto pidas. Encomienda tu camino al Señor, confía en él y él actuará.”

Salmos 91:11 (TLA)

“Dios mismo les dirá a sus ángeles que nos cuiden por todas partes.”

Proverbios 18:24 (DHH)

“Algunas amistades se rompen fácilmente, pero hay amigos más fieles que un hermano.”

Proverbios 27:6 (DHH)

Más se puede confiar en el amigo que hiere que en el enemigo que besa.”

Eclesiastés 4:12 (PDT)

“Uno solo puede ser vencido, pero dos se defienden mejor. Es que la cuerda de tres hilos no se rompe fácilmente.”

Sofonías 3:17 (TLA)

“Tu Dios está contigo y con su poder te salvará. Aunque no necesita de palabras para demostrarte que te ama, con cantos de alegría te expresará la felicidad que le haces sentir,”

 

Te interesa:  ¿De quién es la culpa?

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

ARTICULOS RELACIONADOS

Dejar una respuesta