Marcos 10:6-8 dice: «Pero desde el principio de la creación, Dios los hizo hombre y mujer. Por esta causa el hombre dejará a su padre y a su madre, y se unirá a su mujer; y serán los dos una sola carne. Así que, ya no son más dos sino una sola carne.» (RVA-2015)

La última parte de este pasaje que dice «ya no son más dos sino una sola carne» y no solamente se refiere a la parte física, sino también en la espiritual. Cuando Dios es el centro de un matrimonio, ambas personas se ayudan a crecer y a mejorar en todos los ámbitos de la vida, especialmente en el área espiritual. Gálatas 6:2 señala que debemos ayudar a otros en su recorrido como cristianos, y ¡qué mejor que hacerlo con el cónyuge!

Una manera de fortalecer la relación y crecer espiritualmente al mismo tiempo es examinando nuestros corazones a través de la comunicación. Las preguntas sirven para revelar las verdaderas intenciones del corazón y evaluar nuestras acciones, de manera que nos ayuden a madurar espiritualmente y como matrimonio.

1. ¿A qué Dios nos está llamando individualmente y como pareja?

2. ¿Cómo hemos visto a Dios actuar en nuestros problemas?

3. Cuando vayamos al cielo, ¿qué pregunta queremos hacerle a Dios?

4. ¿Qué podemos aprender de las parejas mencionada en la Biblia?

5. ¿En qué hemos cambiado desde que nos casamos o conocimos a Dios?

6. ¿Qué versículo o pasaje bíblico queremos tener presente esta semana?

7. ¿Hay alguna adicción o secreto que no hemos confesado ante Dios?

8. ¿Tenemos un tiempo para adorar a Dios como pareja? Si no es así, ¿qué nos impide hacerlo?

Te interesa:  ¿Esperando que Dios haga todo?

9. ¿Hay algo que nos apasione hacer, pero que no hemos hecho hasta ahora?

10. ¿Cómo podemos servir mejor a Dios como pareja?

11. Según Gálatas 5:22-23, ¿cuál es el fruto del Espíritu que nos falta desarrollar?

12. ¿Hemos aplicado Efesios 5:22-25 de manera correcta en nuestro matrimonio?

13. ¿Nuestra vida espiritual ha crecido gracias a nuestro matrimonio?, ¿por qué?

14. ¿Hace cuánto que no pasamos un tiempo a solas?

15. ¿Cuál es nuestro libro favorito de la Biblia que leemos juntos?

16. Según 1 Corintios 7:3-5, es importante que los casados tengan relaciones sexuales. ¿De qué manera vivimos nuestra sexualidad?

17. ¿Cómo tomamos las decisiones en el hogar?

18. ¿Buscamos material que nos ayude en nuestra vida matrimonial (por ejemplo: libros, conferencias, consejería, etc.)?

19. ¿Hemos perdonado todos los errores de nuestra pareja o hay algo que debemos solucionar?

20. De todas las características del amor mencionadas en 1 Corintios 13:4-7, ¿cuál es la que más practicamos? y ¿cuál es la que más nos cuesta practicar?

21. ¿Qué podemos aprender de los errores que cometieron algunas parejas en la Biblia?

22. ¿De qué manera nos inspiramos mutuamente a seguir a Dios?

23. ¿Tenemos un tiempo para orar juntos por nuestro matrimonio?

24. ¿Estamos siendo un buen ejemplo para otras parejas? Si no es así, ¿qué podemos hacer para cambiar?

25. Si Dios evaluara nuestro matrimonio, ¿qué puntaje creemos que le pondría?

 

 

El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

ARTICULOS RELACIONADOS

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.