Si alguna vez has pensado que las horas no son suficientes para hacer todo lo que te gustaría, entonces no estás distribuyendo bien tu tiempo. A veces perdemos el tiempo en cosas que no valen la pena y le restamos minutos a lo que realmente debería ocupar nuestra atención, esto hace que tengamos la ilusión de que no tenemos tiempo, cuando en realidad sí lo tenemos. Una de las mejores maneras de ser productivo es aprovechar los pequeños momentos libres para hacer alguna actividad extra. Éstos algunos ejemplos de cómo puedes hacerlo:

1. Levántate más temprano:

Comienza tu día media o una hora antes de tu rutina diaria. Aprovecha esos minutos extras en hacer alguna tarea pendiente, disfrutar de tu pasatiempo favorito, hacer ejercicio o comenzar ese proyecto que tanto pospones.

2. Reduce el tiempo en la ducha:

Por más que bañarse sea refrescante y bueno para la salud, en ocasiones desperdiciamos mucho tiempo allí. Si te bañas interdiario, no hay necesidad de hacerlo durante una hora. Si reduces tu tiempo en la ducha además ahorrarás agua y estarás ayudando al planeta.

3. Lee en el baño:

En lugar de llevar tu celular al baño, lleva un libro. Incluso si no vas a pasar mucho tiempo allí, es mejor utilizar ese momento para ejercitar tu cerebro con la lectura, en lugar de llevar bacterias a tu celular.

Te interesa:  8 palabras que NO se tildan
4. Lee un libro o escucha la radio mientras haces fila:

Hacer filas en los supermercados, haciendo trámites, o en cualquier otro lugar, siempre es aburrido y hace que el tiempo parezca pasar más lento. Si sabes que harás fila, lleva contigo un libro, un crucigrama, alguna manualidad, o escucha la radio en ese tiempo. Estas actividades harán que seas más productivo y aprendas algo nuevo.

5. Disminuye el tiempo en que revisas tus redes sociales:

Podrías convertirte en adicto si pasas la mayor parte de tu tiempo revisando tus redes sociales. Para que esto no ocurra, pon un tiempo límite en el cual revises tus notificaciones y navegues en internet. Esto te dará más tiempo libre para que puedas hacer otras cosas y disfrutes del ambiente que te rodea.

6. Llama en lugar de escribir un mensaje:

Cuando haces una llamada conversas sobre el tema de forma precisa y rápida; en cambio, cuando escribes mensajes, puedes pasar horas y horas. Si realmente es un tema de urgencia, es mejor que llames en lugar de enviar mensajes.

 

 

Este artículo fue producido para Radio Cristiana CVCLAVOZ.

ARTICULOS RELACIONADOS

Dejar una respuesta

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.