En la Biblia existen muchos ejemplos de cómo y por qué debemos ser agradecidos. A veces somos rápidos en recibir, pero lentos para dar las gracias. No debemos subestimar las cosas que recibimos y darlas por hecho. En cambio, debemos mostrar gratitud por aquello que tenemos. Estos versículos de la Biblia se refieren al tema:

Salmos 105:1

Den gracias al Señor, invoquen su nombre; den a conocer sus obras entre las naciones.”

Salmos 106:1

“¡Aleluya! ¡Alabado sea el Señor! Den gracias al Señor, porque él es bueno; su gran amor perdura para siempre.”

Salmos 107:1

Den gracias al Señor, porque él es bueno; su gran amor perdura para siempre.”

Efesios 5:20

“Dando siempre gracias a Dios el Padre por todo, en el nombre de nuestro Señor Jesucristo.”

Filipenses 4:6

“No se inquieten por nada; más bien, en toda ocasión, con oración y ruego, presenten sus peticiones a Dios y denle gracias.”

Colosenses 3:15-17

Que gobierne en sus corazones la paz de Cristo, a la cual fueron llamados en un solo cuerpo. Y sean agradecidos. Que habite en ustedes la palabra de Cristo con toda su riqueza: instrúyanse y aconséjense unos a otros con toda sabiduría; canten salmos, himnos y canciones espirituales a Dios, con gratitud de corazón. Y todo lo que hagan, de palabra o de obra, háganlo en el nombre del Señor Jesús, dando gracias a Dios el Padre por medio de él.”

Colosenses 3:17

“Y todo lo que hagan, de palabra o de obra, háganlo en el nombre del Señor Jesús, dando gracias a Dios el Padre por medio de él.”

1 Tesalonicenses 5:18

“Den gracias a Dios en toda situación, porque esta es su voluntad para ustedes en Cristo Jesús.”

 

Te interesa:  6 metas que debes proponerte este año

 

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

ARTICULOS RELACIONADOS

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.