A la hora de escoger un buen especialista para el tratamiento de nuestros hijos nos hacemos varias preguntas: si este profesional hará una diferencia, si empatizará con la familia y el niño, si la inversión que estamos haciendo en tiempo y dinero valdrá la pena.

Quiero enseñarte diez características principales de un buen especialista en autismo. 

1. Que sea especialista en autismo

Es necesario que el profesional no solamente tenga estudios en medicina, sino también estudios en el Trastorno del Espectro Autista.

2. Que tenga una trayectoria en el trabajo con niños autistas

Aunque el profesional esté graduado y especializado en el autismo hace falta también el contacto real, el día a día con niños especiales. Esa experiencia en el tema te demostrará que la persona no solamente tiene la capacidad intelectual y los estudios adecuados, sino la capacidad emocional para poder hacer este trabajo a largo plazo.

3. Que vaya más allá de los objetivos trazados en las evaluaciones

Cuando vemos que el profesional solamente se limita a lo que está escrito en la evaluación, no usa la creatividad y la pasión para alentar al niño,  vemos que el tratamiento está limitado. Un especialista profesional y comprometido siempre desarrollará al niño mas allá de la evaluación. 

4. Que tenga la valentía para corregir también a los padres

No siempre el cliente tiene la razón y con respecto al autismo muchas veces los padres pueden influenciar a los especialistas a su conveniencia y no necesariamente para el beneficio del niño. El consejo del especialista honesto siempre será para el beneficio para del paciente en toda circunstancia.

5. Que se siga especializando

Vemos que los especialistas y todas las investigaciones sobre el autismo son muy recientes y bastante variadas. Que el especialista se siga especializando y estudiando sobre la materia garantizará que todo tratamiento nuevo o toda corrección de los tratamientos implantados puedan hacerse rápidamente actualizando el programa para el beneficio del niño.

6. Que mantenga un horario y que lo cumpla

Al especialista que solo se enfoca en su conveniencia no le importa mucho las cancelaciones ni el reemplazo de las clases que no se han dado. El niño puede tener un retraso en su desarrollo porque no tiene un horario fijo y confiable para trabajar sus habilidades. También afecta al niño cuando los padres hacen que el niño incumpla injustificadamente el horario establecido, y hacen aun más difícil que el profesional pueda cumplir con los objetivos. Cuando la familia o el profesional no se comprometen con el tratamiento, el más afectado es el niño.

7. Que tenga una reputación verificable y honesta

La integridad se mide en los momentos difíciles donde hay conflictos, donde hay problemas. A ciertos padres no les gusta ser confrontados con profesionales íntegros que hablan la verdad para el beneficio del niño. Es necesario permitir que el profesional entrene a la familia y diga, en toda circunstancia, la verdad sobre el tratamiento. Es un equipo unido para ayudar a tu hijo.

Te interesa:  8 palabras que NO se tildan

8. Que tenga una tarifa justa

Por supuesto que los profesionales deben de cobrar por su trabajo, pero la tarifa debe ser justa y constante. La inversión que la familia hace para el desarrollo de su hijo siempre traerá fruto. Desafortunadamente, los tratamientos para el autismo son bastante costosos y por eso al momento de escoger un profesional debemos considerar un tratamiento a largo plazo, años de trabajo. Una vez encontrado un profesional íntegro debemos de hacer la inversión y sujetarnos, aprender de ese profesional y no desperdiciar la oportunidad que la vida nos está presentando.

9. Que empatice con el niño y con la madre

Cuando encontramos un profesional que tiene todas las características favorables también hay que medir cómo se lleva con el niño y cómo el niño percibe el entrenamiento. No porque el profesional haga mucho ruido significa que está dando fruto. Es importante evaluar cómo comunica el aprendizaje y cuánto aprende el niño. La actitud positiva de la madre es determinante para el progreso del niño. Si el niño aprende con el especialista, la madre tiene que reforzar y festejar el progreso.

10. Que el profesional sea flexible sin poner en riesgo los valores del entrenamiento

No solamente necesitamos un profesional flexible que pueda adaptarse los diferentes cambios que niño va pasando, sino familias flexibles que, pese a las circunstancias que puedan estar atravesando y los cambios repentinos, cumplan con el entrenamiento. Es importante destacar que el maestro o entrenador por más que sea excelente, si la familia no coopera con el tratamiento y con el entrenamiento, el niño no progresará. Cuando encontramos un buen profesional deberíamos obrar con sabiduría y tratar de mantenerlo lo más posible mientras se sigan viendo mejoras en el niño.

Nuestros hijos merecen la oportunidad de desarrollarse y por eso trabajemos en equipo para poder lograrlo.

Recuerda que la mejor persona para defender a tus hijos eres tú. ¡Tú puedes!



Silvana Armentano Pérez es productora de música, radio y tv, compositora, escritora y profesora de piano, composición y voz. Es la fundadora de la organización sin fines de lucro Musik Hope, la cual se enfoca en desarrollar el talento y capacidad musical de los niños; además de informar, concienciar y entrenar sobre el Trastorno del Espectro Autista (TEA). Actualmente vive con su esposo e hijo en Florida, Estados Unidos.
www.silvanaarmentano.com



El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

ARTICULOS RELACIONADOS

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.