Comprar regalos, organizar celebraciones, cumplir con las obligaciones del trabajo y los estudios; todo esto puede contribuir a que la temporada navideña sea estresante. Sin embargo, no tiene por qué serlo. Hay cosas prácticas que puedes hacer para relajarte y disfrutar la Navidad con tranquilidad.

 

 

El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

ARTICULOS RELACIONADOS

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.