El miedo a las situaciones irracionales puede parecer algo insignificante; sin embargo, tiene consecuencias considerables. El temor actúa como una prisión que encierra y previene que sus víctimas incluso se den cuenta de su situación. No obstante, es posible ser libre. Lo que se debe hacer es reconocer que existe un problema y estar conscientes de lo que el miedo nos impide. (Para más información, leer ¿Cómo superar tus miedos?). Entender esto es clave para despertar del estado que se vive y comenzar a vivir sin ataduras. Vivir con miedo afecta el cuerpo físico y el estado metal de una persona. Estos son algunos de los aspectos que impacta negativamente:

Te aísla

Temer a algo te impide asistir a ciertos lugares y hacer ciertas cosas. Te impide disfrutar de la vida y, en casos extremos, podría llevarte al aislamiento completo. Puede que no te hayas dado cuenta, pero si evitas hacer o salir porque le tienes miedo a una cosa, eso está afectando tu vida. Si permites que continúe así, podrías llegar a perder el control y dejar que el miedo te domine.

Puede causarte enfermedades y hasta la muerte

Genera sensaciones negativas como la ansiedad o el estrés. Y está científicamente comprobado que el estrés es la causa del 60% de las enfermedades humanas (para más información, leer ¡El estrés te está matando!) Por otra parte, también genera ansiedad y depresión crónica, además de fatiga, envejecimiento acelerado y hasta muerte prematura.

Te interesa:  4 consejos para los solteros

Afecta tu memoria

Manipula la memoria y cambia tu percepción de la realidad. Además, irrumpe en la creación de recuerdos a largo plazo. En casos crónicos se ha observado distorsión de los recuerdos, y daño en partes del cerebro como el hipocampo. Asimismo, interfiere el proceso cerebral que regula las emociones y la toma de decisiones. Lo cual resulta en impulsividad, pánico y susceptibilidad a las emociones.

La Biblia dice que cuando aceptamos a Jesús en nuestras vidas, quedamos libres del temor. “El Espíritu que ustedes han recibido ahora no los convierte en esclavos llenos de temor. Al contrario, el Espíritu que han recibido los hace hijos. Por el Espíritu podemos gritar: «¡Querido padre!»” (Romanos 8:15 PDT). Si quieres vivir libre del miedo y recibir paz sin medida, no dudes en hablar con Dios y contarle lo que te ocurre. Él está siempre dispuesto a escucharte y no dudará en brindarte su amor.

 

 

El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

-Vazquez, L. (2017). What Fear Does to Your Brain - And How to Stop It. Recuperado el 14 de agosto de 2018, de https://bigthink.com/laurie-vazquez/what-fear-does-to-your-brain-and-how-to-stop-it
-Impact of Fear and Anxiety | University of Minnesota. Recuperado el 14 de agosto de 2018, de https://www.takingcharge.csh.umn.edu/enhance-your-wellbeing/security/facing-fear/impact-fear

ARTICULOS RELACIONADOS

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.