Corregir a los hijos es uno de los roles de los padres. Sin embargo, algunos progenitores creen que esto implica burlarse y mofarse de sus hijos. Quizá no es algo que se haga de forma consciente o se crea que no tiene relevancia; pero un estudio encontró que este comportamiento afecta el porvenir de los hijos.

Un estudio publicado en la Journal of Youth and Adolescence y que fue realizado por investigadores de la Facultad de Ciencias Charles E. Schmidt de la Universidad Atlántica de Florida, Universidad Concordia en Montreal, Canadá y la Universidad Uppsala, en Suecia, analizó el comportamiento de 1409 adolescentes de 13 a 15 años de edad durante tres años consecutivos.

Después del plazo de investigación se dieron cuenta de que existen padres burlones que usan usan expresiones denigrantes o humillantes que humillan y frustran al hijo. Cuando los disciplinan, usan la crítica, el sarcasmo y los insultos. Esa forma de crianza fomenta la ira desenfrenada en los adolescentes. La adolescencia es una etapa en la que se debe aprender a regular las emociones. No bastante, si no se logra, esto se resultan en emociones negativas, agresión verbal y física y hostilidad. Además, hace que los hijos se conviertan en agresores o en víctimas de acoso y violencia.

Estos hallazgos son alarmantes pues ha sido ampliamente comprobado que las víctimas de acoso tienen una baja salud mental y son más propensos a tener pensamientos suicidas. Sin embargo, los resultados son opuestos en las familias en donde los padres no usan la burla como una forma de disciplina.

Te interesa:  Las palabras en el mundo

Este estudio sugiere que el comportamiento burlón es una forma única de crianza de los hijos que aumenta los riesgos de que los adolescentes adopten estrategias inapropiadas para el manejo de la ira.

Daniel J. Dickson, Ph.D., autor principal del estudio y perteneciente al departamento de psicología de la Universidad de Concordia, explica que los padres deben recordar ≪su influencia en las emociones de los adolescentes y deben tomar medidas para garantizar que los adolescentes no se sientan ridiculizados en el hogar≫. Si bien la corrección y disciplina es necesaria en el hogar, los padres no tienen por qué humillar a sus hijos para demostrar su autoridad. En cambio, el amor y el respeto son más efectivos.



El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

Dickson, D., Laursen, B., Valdes, O., & Stattin, H. (2019). Derisive Parenting Fosters Dysregulated Anger in Adolescent Children and Subsequent Difficulties with Peers. Journal Of Youth And Adolescence. doi: 10.1007/s10964-019-01040-z

ARTICULOS RELACIONADOS

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.