Luis Palau es un evangelista que ha impactado al mundo a través de sus prédicas, libros, programas de radio y sus diversas apariciones en los medios de comunicación. Recientemente fue diagnosticado con cáncer al pulmón; sin embargo, su enfermedad no ha sido un impedimento para que él continúe compartiendo su fe. Hace poco se estrenó una película sobre su vida, titulada Palau. En dicho filme se puede apreciar puntos claves de su vida y cómo superó todas las adversidades de la mano de Dios.

Además de esta película, publicó un libro autobiográfico en donde relata, de manera más íntima y confidencial, algunas de sus vivencias que no han sido públicas hasta ahora. En el libro cuenta cómo descubrió su pasión por el evangelismo, cómo aprendió de mentores como Billy Graham y Ray Stedman, qué fallas tuvo en su vida privada y su ministerio, entre otras experiencias. Asimismo afirma que no tiene temor de la muerte pues ir al cielo representa un gozo mayor. En su libro, Palau, deja enseñanzas que pueden aplicarse en el área espiritual, social e incluso familiar; y cuyo mensaje es relevante para personas de diferentes generaciones.

Frases del libro ≪Palau≫ de Luis Palau

≪Dios responde las oraciones. Siempre. Pero las responde a su manera. Debemos aprender a discernir sus respuestas. Él no está limitado a nuestros planes o deseos.≫

Palau (pág. 36)

≪¿Quién dijo que tenemos que esperar el llamado especial de Dios? Si nos llama de una manera especial, bienvenido sea. Pero ya se nos ha ordenado salir y predicar. No necesitamos un llamado; solo debemos obedecer. La ausencia de un ≪llamado≫ nunca debe convertirse en una excusa para no hacer nada.≫

Palau (pág. 38)

≪Los grandes avivamientos tienen lugar cuando se predica sobre la cruz de Jesús. La cruz pone todo en perspectiva. La cruz es el centro de todo lo que es bueno en el mundo.≫

Palau (pág. 40)

≪A ciertas personas les resulta fácil ofrendar dinero para la causa de Jesús, pero no pueden imaginarse dar de su tiempo, o peor aún, ¡poner en peligro su reputación! A otros les resulta más fácil ser voluntarios, pero sus billeteras no están convertidas.≫

Palau (pág. 58)

≪La iglesia no es el edificio sino que es la gente.≫

Palau (pág. 62)

≪El lugar central de la cruz en el evangelio ha definido mi entendimiento de lo que significa ser cristiano.≫

Palau (pág. 67)

≪Cuando uno se rodea de evangelistas, se da cuenta de que viven con un único propósito: compartir el evangelio.≫

Palau (pág. 68)

≪No hace falta que usted tenga una historia que deje a todos boquiabiertos sobre cómo recibió a Jesús. Basta con que sea su historia.≫

Palau (pág. 72)

≪Si un hombre de doble ánimo es inconstante, un hombre determinado es constante en todos sus caminos. Fiel hasta el final.≫

Palau (pág. 75)

≪Me di cuenta de que el evangelio no se trataba solamente de solemnidad ni de cumplir con todas las reglas. Iba más allá de la buena doctrina y de la entrega de folletos y testimonios. Podíamos gozarlo y vivirlo. El evangelio no era una carga, sino libertad, libertad verdadera.≫

Palau (pág. 84)

≪Ninguno de nosotros, por más bienintencionado que sea, puede ocupar el lugar salvador en la vida de una persona. Solo Jesús puede hacerlo. Podemos estar presentes y ayudarlos. Podemos escucharlos, hablarles y apoyarlos. Pero si tratamos de ocupar el lugar de Jesús en la vida de los demás, seremos aplastados por un peso que solo él puede llevar.≫

Palau (pág. 92)

≪La verdad nos hace libres. No solamente libres de la esclavitud del pecado, sino libres de nuestra esclavitud a la ley. Nos hace libres para poder ser nosotros mismos, realmente tal cual somos, crecer en santidad y felicidad.≫

Palau (pág. 96)

≪Si la transformación del corazón es verdadera, el cambio social también lo será.≫

Palau (pág. 112)

≪La religión puede en verdad ser el ≪opio del pueblo≫, como lo expresó Karl Marx. Los adormece. Puede utilizarse para promover la corrupción al espiritualizar la injusticia o restarle importancia a la opresión. La verdad puede ser tergiversada para expresar casi cualquier cosa en el nombre de Dios. Pero el verdadero cristianismo lo despierta. Transforma el mundo, comenzando con su corazón.≫

Palau (pág. 112)

≪¡La vida en Cristo es para disfrutarla! No podemos solo predicar al respecto. Debemos vivirla.≫

Palau (pág. 127)

≪Si no vamos a hacer lo que sea necesario para llevar el evangelio a aquellos que lo necesitan, entonces ¿quién lo hará?≫

Palau (pág. 135)

≪Dios está transformando al mundo de un corazón a la vez.≫

Palau (pág. 135)

≪Ni el teólogo más inteligente ni el expositor más elocuente ni el erudito más cuidadoso pueden compararse con un cristiano que esté dispuesto a humillarse bajo la poderosa mano de Dios.≫

Palau (pág. 152)

≪En el evangelismo no hay lugar para fanfarronadas. El ministerio nunca trata de nosotros.≫

Palau (pág. 152)

≪Las personas más orgullosas son, por lo general, aquellas que tienen menos derecho a serlo.≫

Palau (pág. 153)

≪Todos podemos marcar una diferencia para el bien del mundo y la gloria de Dios.≫

Palau (pág. 155)

≪Dios cuenta algunas de sus mejores historias en un susurro. Por eso, debemos aprender a prestar mucha atención para captarlas, porque en un abrir y cerrar de ojos se pueden pasar por alto algunos de sus milagros más increíbles.≫

Palau (pág. 159)

≪El modelo cristiano del ministerio es un equipo. […] Nadie tiene todos los dones del cuerpo de Cristo. Nos necesitamos mutuamente.≫

Palau (pág. 170)

≪La mejor manera que conozco de permanecer humilde es sencillamente no concentrarse en uno mismo.≫

Palau (pág. 174)

≪¿Ha alcanzado una victoria maravillosa? Alabe al Señor por ella y regocíjese. Luego, permita que se desvanezca en el pasado, tanto como si no hubiese sido suya. Avance mirando a Cristo. Si se concentra en el pasado, tiende a exagerar su papel y, si no es cuidadoso, puede comenzar a sentir que merece algo de reconocimiento y de gloria. No sea presumido. […] No pase demasiado tiempo probándose el sombrero del Maestro y mirándose al espejo.≫

Palau (pág. 174)

≪En el ejército de Dios, nadie es un don nadie. Todos son importantes.≫

Palau (pág. 179)

≪Dios no es un legalista exigente que retiene a sus hijos como muchos se imaginan. Es cierto, nos pide que le entreguemos todo, pero solo después de que él mismo lo entregó todo.≫

Palau (pág. 187)

≪Nuestras debilidades humanas nos transforman en vasijas de barro; y, sin embargo, con grietas y todo, nuestra debilidad es lo que revela el poder de Dios.≫

Palau (pág. 192)

≪La evangelización es fundamental para el bienestar de la iglesia; hace que la iglesia crezca, la une en una misión evangelística y la guía a hablar públicamente de la esperanza.≫

Palau (pág. 196)

≪Todos nos fortalecemos cuando aprendemos a escuchar al otro y olvidamos nuestras pequeñas e insignificantes diferencias de opinión, a favor de recordar el gran amor y la verdad que nos une por la causa de Jesús. Después de todo, todos tenemos el mismo llamado. […] En definitiva, solo importa una cosa: hacer resplandecer la luz de las buenas noticias en unidad.≫

Palau (pág. 202)

≪Cualquiera puede criticar, pero se necesita madurez para edificar. Si desea servir a Jesús, demuéstrelo actuando, no atacando a otros.≫

Palau (pág. 206)

≪Quiero que sepa que sin importar quién es usted, su vida tiene importancia. Tiene algo para ofrecer al cuerpo de Cristo.≫

Palau (pág. 222)

≪Debemos aferrarnos a la verdad, sin importar por lo que estemos atravesando.≫

Palau (pág. 231)

≪Dios usa al débil. Usa a las personas normales. Usa al desconocido, al insignificante. Usa a Luis Palau. Lo usa a usted.≫

Palau (pág. 235)

≪El ayer es historia y el mañana es un misterio; Dios desea encontrarse con usted hoy.≫

Palau (pág. 237)

≪Todo cambia en este mundo excepto el amor de Cristo.≫

Palau (pág. 245)

≪La Gran Comisión no es imposible. No es una instrucción ridícula o toma. Colaborar para que las naciones se vuelvan a Cristo no es un sueño pretencioso, ególatra. Es posible. Jesús dijo de ir a todas las naciones, y hablaba en serio.≫

Palau (pág. 255)

≪En lo profundo de nuestro ser, todos nos sentimos indignos. Debemos hablarle a esa parte de la persona, no a su fachada o máscara que lleva puesta. Necesitamos hablarle a esa pequeña parte infantil e indigna de sus almas que Jesús quiere salvar y amar. El valor y el gozo de la vida en Cristo los atraerá como un imán.≫

Palau (pág. 259)

≪Cada pecado y problema del que somos presa constituye otra manera de encubrir nuestro dolor. Debemos poner en orden nuestra relación con Dios. Nuestra agonía por estar separados de aquel que nos creó nos causa el tormento que buscamos adormecer y el quebrantamiento que hiere a otros. Estamos perdidos. Necesitamos dejar que nuestro Padre celestial nos encuentre. Estas buenas nuevas podrían cambiar el mundo.≫

Palau (pág. 259)


El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

Palau, L., & Pastor, P. (2019). Palau, una vida aspasionada (1era ed.). Nashville: Editorial Vida.

ARTICULOS RELACIONADOS

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.