Una de las características que las personas se fijan al momento de comprar un nuevo celular es cuántos megapixeles tiene la cámara. Parece lógico pensar que cuanto más alto sea el número, mejor sea la calidad de fotos que toma el dispositivo. Sin embargo, esto no es tan cierto como parece.

Un megapixel está compuesto de un millón de pixeles, es decir, de un millón de pequeños recuadros que componen una imagen. Lo cual significa que si una cámara tiene seis megapixeles, las fotos que tomará estarán formadas por seis millones de pequeños recuadros. Por esta razón se creía que a mayor número de megapixeles, la calidad de una foto sería mucho mejor.

De acuerdo a Nikhil Bhogal, la calidad de los píxeles importa más que la cantidad. Si los pixeles de una cámara son lo suficientemente grandes, pueden incrementar la calidad de la imagen sin necesidad de aumentar la cantidad de pixeles. Cuando un pixel es grande, tiene mejor recepción de luz y mejor color. Por ese motivo, una cámara de 30 megapixeles no garantiza ser mejor que una de 13.

 

 

 

El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

ARTICULOS RELACIONADOS

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.