Un corazón agradecido se refleja en el lenguaje de cada día. Dios ve a todos sus hijos con los mismos ojos de amor y compasión. Siempre es un buen momento para dar gracias a Dios por nuestros hijos especiales y la maravillosa travesía que vivimos con ellos. En el día de Acción de gracias también los niños autistas merecen dignamente una oportunidad de dar gracias a Dios.

En este tiempo del año las reuniones familiares, las actividades en la comunidad, el tiempo libre, los diferentes menús de riquísimas comidas, las dietas sin gluten, los ejercicios, las terapias y tratamientos son todo un desafío para las familias especiales.

Si miras desde otra perspectiva verás que el autismo tiene oportunidades y bendiciones escondidas. Los niños autistas son «ángeles de Dios». Las familias son favorecidas con el regalo precioso de tener en casa una personita tan pura, sin maldad, completamente honesta, perfecta y amable. Los «angelitos» tienen un gran y maravilloso propósito para toda la humanidad: nos enseñan el amor sin palabras, la nobleza y la honestidad. ¡Qué belleza! Los niños autistas nos dan la gran oportunidad y el privilegio de conocer a pleno la interpretación del amor en todas las dimensiones posibles. Aprovecha en todo tiempo en dar gracias a Dios por tu hijo especial.

Te enseñaré tres cosas importantes que puedes hacer con tus hijos en el día de Acción de gracias y seguirlo todos los días de tu vida.

Permite que el niño especial dé gracias a Dios por lo que tiene

Muchas familias subestiman la capacidad, el entendimiento y el juicio crítico del niño autista aislándolos por completo de las actividades de la comunidad y robándoles la oportunidad de dar gracias a Dios.

  • Actividad 1: Toma cinco de los juguetes, dispositivos o videos de su preferencia y ponlos sobre la mesa. Dile a tu hijo especial que dé gracias a Dios por esas cosas.
  • Actividad 2: Regálale en ese día tan especial una Biblia con dibujos coloridos y letras grandes, busca este versículo bíblico Mateo 19:14. Lee en alta voz la cita junto con él. Recuérdale a tu hijo que Dios lo ama tal como es. A los ojos de Dios, de mamá y de papá, tu hijo es perfecto y el mundo sería mucho mejor si todos fueran como él.

«Entonces Jesús les dijo a sus discípulos: «Dejen que los niños se acerquen a mí. No se lo impidan; porque el reino de Dios es de los que son como ellos.»

Mateo 19:14 (TLA)

Permite que el niño especial dé gracias a Dios por su familia

A los niños les encanta orar por sus familias. Es una gran bendición dar gracias a nuestro Creador de la vida. Las familias agradecidas viven más felices. Rescata lo bueno de cada día y deja atrás las inconveniencias y problemas.

  • Actividad: Escribe en un papel la lista y los nombres de las personas que ocupan tu círculo cercano, tu círculo lejano familiar. Busca fotos de cada uno de los familiares, inclusive sus mascotas. Menciona los nombres de cada uno de ellos y juntos den gracias a Dios. Mientras estás repitiendo los nombres de cada persona, de tanto en tanto mira a tu hijo con amor y dile muchas veces cuánto lo amas, y cuánto Dios y toda la familia lo aman. Haz lo mismo con los amigos de la escuela y con las personas que trabajan con tu hijo a diario. Si hay más hijos en el hogar, involúcralos en la actividad. Disfruta este momento tan especial con todos tus seres amados.
Te interesa:  ¿Se pierde la salvación?

Permite que el niño especial de gracias Dios por ser especial

Todos los seres humanos somos especiales. Menciona los potenciales de tu hijo. Por ejemplo: su sonrisa, su pureza, su sinceridad, sus sonidos, su personalidad, etc. Pregúntale a tu hijo que es lo que más le gusta de él. Dale gracias a Dios por eso.

Valora lo que Dios te dio, no solamente en el día de Acción de gracias, sino todos los días de tu vida. Abraza a tus hijos fuerte, dale gracias a Dios porque eres una mamá especial señalada entre millones de millones de mujeres para ser la mejor, la única mamá que puede abrazar el amor puro y sincero un niño con autismo. Bendice a tus hijos en todo momento, de día, de noche o de tarde. Papá, siente orgullo pleno de que has sido seleccionado dentro de los escuadrones especiales para la misión más hermosa de ser un papá especial.

Recuerda que la mejor persona para defender a tus hijos eres tú. ¡Tú puedes!



Silvana Armentano Pérez es productora de música, radio y tv, compositora, escritora y profesora de piano, composición y voz. Es la fundadora de la organización sin fines de lucro Musik Hope, la cual se enfoca en desarrollar el talento y capacidad musical de los niños; además de informar, concienciar y entrenar sobre el Trastorno del Espectro Autista (TEA). Actualmente vive con su esposo e hijo en Florida, Estados Unidos.
www.silvanaarmentano.com



El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

ARTICULOS RELACIONADOS

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.