El funcionamiento de un equipo depende de la colaboración de sus miembros, pero también del liderazgo de la persona a cargo. Muchas veces, en el intento de hacer que el grupo logre la meta deseada, se traspasa la línea entre motivación y se llega a la manipulación.

Lo que necesitamos entender es que al trabajar con un equipo, estamos tratando con personas, y no con simples objetos que podemos utilizar a nuestra conveniencia. El fin no justifica los medios. Debemos recordar que de nada vale obtener buenos resultados, si para tenerlo hemos roto relaciones y lastimado a los demás. Entonces ¿cuál es la diferencia entre motivar y manipular?

  1. La motivación se preocupa por el trabajo y la persona. La manipulación sólo se preocupa por el trabajo.
  2. La motivación está alimentada por el amor. La manipulación se alimenta del orgullo.
  3. La motivación empodera a las personas. La manipulación controla a las personas.
  4. La motivación valora a las personas. La manipulación devalúa a las personas.
  5. La motivación es un gran liderazgo. La manipulación es un mal liderazgo.
  6. La motivación fomenta la lealtad. La manipulación fomenta el resentimiento.
  7. La motivación se basa en el contenido. La manipulación se basa en el estilo.
Te interesa:  ¿Cuáles son las características de un verdadero cristiano?

Si eres líder y has caído en la manipulación, aún no es tarde para comenzar a motivar a tu equipo y restaurar sus lazos.

 

Este artículo fue producido para Radio Cristiana CVCLAVOZ.

ARTICULOS RELACIONADOS

2 Comentarios

  1. Excelente y oportuno… a veces se busca lo suyo propio , en nombre del Reino de Dios… eso tambien es manipular o utilizar el Santo Nombre de Dios en vano… Gracias Lou

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.