Durante su tiempo en la Tierra, Jesús utilizó las parábolas para explicar temas importantes. Actualmente, este recurso se sigue siendo utilizado por muchos teólogos, pastores y líderes. Si bien esta narrativa ha servido como una excelente herramienta de comunicación, ¿no hubiera sido más fácil si Jesús hubiera dicho las cosas de frente, en lugar de utilizar las parábolas?

Ante esto, César Soto, en su libro Metáforas, señala que “las parábolas están ahí para hacernos pensar y no solo para comparar una realidad espiritual con una terrenal” (p. 23). Asimismo, el autor afirma que Jesús “al usar parábolas no busca ilustrar una enseñanza, la parábola es la enseñanza” (p. 32); es por ello que la relevancia de su mensaje vive hasta el día de hoy. No obstante, hay personas que no aprecian el verdadero significado y valor de las parábolas y que, por lo tanto, no las interpretan de la manera correcta. César Soto manifiesta que para analizar una parábola se deben tener en cuenta el contexto literario y el cultural. “Leer una parábola sin considerar estos elementos es colgarla en el vacío espacio-situacional, sería como escuchar una conversación telefónica en a que solo no es permitido escuchar a uno de los interlocutores. Podríamos intentar descifrar el mensaje completo, pero no entenderemos del todo de qué se trata” (p.25).

Te interesa:  Danilo Montero: ¿Cómo hacer para que la fe no falte?

En Metáforas, el autor examina doce parábolas de Jesús y explica el contexto literario y cultural en que fueron contadas. Además, utiliza un lenguaje sencillo para esclarecer el mensaje de cada una de ellas.

Datos adicionales:

César Soto V. es el director del Instituto Bíblico “Nueva Creación” en México. Licenciado en Teología, actualmente cursa estudios de maestría en Estudios Teológicos Latinos en la Universidad de Eastern, Philadelphia.

Para mayor información, visita:

www.katecumen.com

 

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido para radio cristiana CVCLAVOZ.

ARTICULOS RELACIONADOS

Dejar una respuesta