“Hijos míos, si Dios nos ha amado así, nosotros también debemos amarnos los unos a los otros. Nadie ha visto nunca a Dios; pero, si nos amamos unos a otros, Dios vive en nosotros y también su amor estará en nosotros.” 1 Juan 4:11-12 (TLA)

Lamentablemente en nuestra vida cotidiana nos encontramos con personas toxicas o de un mal carácter, y esto se debe a que muchos de ellos crecieron sin sus familias o fueron lastimados en el pasado; carecen de un amor para brindar a la sociedad.

El versículo nos anima que la única manera para que ellos conozcan a Dios y de su gran amor, es amándolos a pesar de su actitud o su pasado, necesitan vencer el mal con el amor de Dios en Romanos 12:21 dice: “No se dejen vencer por el mal. Al contrario, triunfen sobre el mal haciendo el bien.” Solo así demostraremos que Dios vive en nosotros y que su gran amor está dispuesto a curar toda herida.

Por Cristhian Castillo

Te interesa:  Te encontré

El siguiente crédito, por obligación, se requiere para su uso por otras fuentes: Artículo producido por radio cristiana CVCLAVOZ

ARTICULOS RELACIONADOS

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.