Please log in or register to like posts.
Blog

Tener amor propio es importante en la vida de toda persona. El filósofo William James identificó al autoestima como una de las necesidades fundamentales del ser humano. Con el fin de amar a otros, primero debemos amarnos a nosotros mismos, así como lo afirma Mateo 22:39. Sin embargo, algunos tienen el concepto errado del autoestima y lo confunden con el narcisismo.

La psicóloga clínica, Ph.D. Lisa Firestone, asegura que:

La autoestima difiere del narcisismo porque representa una actitud basada en los logros que hemos dominado, los valores a los que nos hemos adherido y el cuidado que hemos mostrado hacia los demás. Narcisismo, contrariamente, a menudo se basa en un temor al fracaso o debilidad, un enfoque en sí mismo, un impulso malsano para ser visto como el mejor, y una inseguridad profundamente arraigada y subyacente sentimiento de inadecuación.

Éstas son algunas otras diferencias entre el amor propio y el narcisismo:

Amor propio Narcisismo
  • Apoya la cooperación y compasión.
  • Reconoce la igualdad.
  • Refleja humildad.
  • Se refuerza con la crítica.
  • Entiende que cada persona tiene valor.
  • Identifica sus propios errores.
  • Reconoce sus debilidades.
  • Se acepta como es.
  • Son perceptivos a los sentimientos de otros.
  • Aprecian a los demás por su valor.
  • Fomenta la envidia y la rivalidad.
  • Promueve el autoritarismo.
  • Implica arrogancia.
  • Se ofende por la crítica.
  • Se considera superior a los demás.
  • Identifica los errores de otros.
  • Se cree perfecto.
  • No está satisfecho consigo mismo.
  • No se preocupa por otros.
  • Ve a los demás como competencia.
¿Cómo tener buena autoestima sin ser narcisista?
  1. Sé humilde: Ser humilde no es estar por debajo de los demás, sino tener un buen concepto de sí mismo.
  2. No te enfoques en la apariencia: Preocúpate más por tus cualidades internas y no por la imagen que otros tienen de ti.
  3. Deja de compararte: Entiende que todos somos diferentes y que cada quien tiene su propio valor.
  4. Acepta que eres creación de Dios: Dios no comete errores, y si te hizo es por un propósito.
  5. No te consideres superior a otros: Todos somos hijos de Dios y nadie es más que nadie. No lo olvides.
  6. Acepta tus debilidades: Convierte tus flaquezas en tu fortaleza y no en un obstáculo.

 
Este artículo fue producido para Radio Cristiana CVCLAVOZ.

Reactions

0
0
1
0
0
0
Already reacted for this post.

Reactions

1

Deja un comentario