La figura paterna aporta seguridad en los hijos.

Un padre que interactúa con sus hijos les ayuda a formar su identidad.

Una de las mayores expectativas en la educación de los hijos es ayudarles a formar una imagen positiva de sí mismos. Sentirse capaces, experimentarse como seres valiosos, competentes y merecedores de logros, son la base de una personalidad sana y equilibrada y, por lo mismo, del éxito en la vida.

Numerosos estudios concluyen que la presencia activa y estable del padre y una relación cercana con este tienen un gran impacto sobre la formación de la autoestima de los hijos, es por eso que te traemos algunas características de un buen padre.

Este artículo fue producido para Radio Cristiana CVCLAVOZ.

ARTICULOS RELACIONADOS

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.