A veces pensamos que las personas que conocen a Dios o que sirven en el ministerio no se desaniman. Lo cierto es que el desanimo afecta a todos tarde o temprano. La buena noticia es que no es un estado permanente si tomas las medidas necesarias.

Durante una entrevista en exclusiva, el Pastor Danilo Montero contestó la pregunta: ¿qué debe hacer un ministro para evitar el desánimo y el desaliento? y él contestó: “dormir”.

¡Efectivamente, aunque parece una respuesta jocosa también es muy cierta! El cansancio físico produce un desgaste emocional y estrés que afecta tu estado de ánimo.

Según un artículo en el Huffington Post  las hormonas del estrés recorren tu sistema con adrenalina y cortisol elevando tu ritmo cardíaco y debilitando la función cerebral superior, que opera la inteligencia, la creatividad, y el optimismo y que resuelve problemas. Estás más propenso a disgustos emocionales, lapsos de memoria y errores. Por lo tanto, es necesario descansar para evitar el estrés y sus consecuencias.

Otra forma de evitar el desánimo es concentrarte en las cosas que tienes y no en aquellas que te faltan. En demasiadas ocasiones nos permitimos ver el vaso medio vacío en vez de medio lleno y eso nos trae desánimo. Nos fijamos en las metas que no hemos alcanzado, como por ejemplo, terminar la universidad, casarnos, salir de deudas. Sin embargo apreciar lo que tenemos es una muestra de agradecimiento que nos llena el corazón y nos vacuna en contra del desánimo.

Te interesa:  Grupo Britt presenta "Infinito" su nueva producción musical

En vez de concentrarte en que no has terminado la universidad puedes dar gracias porque aprobaste las materias del término. En vez de obsesionarte con no estar casado puedes aprovechar tu tiempo libre para servir en una área de tu iglesia local o para practicar un deporte que te apasione. Si aún no has salido de deudas celebra que tienes un presupuesto y con dedicación y tiempo lo lograrás, después de todo el primer paso es el mas difícil.

Finalmente, mírate como Dios te ve. Saber que Dios te ve como un tesoro especial combate el desánimo, te levanta la autoestima y te catapulta a tu máximo potencial.

Tómate unos minutos para ejercitarte con estos 3 pasos en contra del desánimo y escríbenos y nos cuentas cómo te fue. [email protected]

ARTICULOS RELACIONADOS

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.