Vivimos acostumbrados a ver las cosas como un premio que debemos ganar, pero con la salvación no funciona de ese modo. No podemos obtenerla por nuestros propios méritos, sino por la gracia de Dios. Escucha más sobre este tema con la respuesta del pastor Danilo Montero.

ARTICULOS RELACIONADOS

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.